Curso-Pelambres2

“Este curso me encantó y me servirá mucho para cumplir mi sueño como chef internacional”

Con estas palabras una alegre Magdalena Saavedra describió su emoción tras recibir el certificado en una simbólica ceremonia y para quien las dependencias del Hogar Laura Vicuña de Los Vilos se convirtieron “en un lugar donde encontró la paz, la compresión, la esperanza y sobre todo el cariño de todas las personas que trabajan en sus dependencias”.

Esta actividad es la culminación de un proyecto integral de Minera Los Pelambres y Sodexo, que partió en 2010 con la remodelación de la cocina del hogar, implementándola con equipamiento de última generación e infraestructura, similar a las dependencias de una pastelería y de paso reafirmó el compromiso de ambas empresas con la comuna, en el marco de sus políticas de Ciudadanía Responsable.

“Cuando Minera Los Pelambres nos llamó y planteó la posibilidad de desarrollar un curso de capacitación para las niñas del Hogar Laura Vicuña, nos entusiasmamos de inmediato. Un entusiasmo que se tradujo en mejorar la infraestructura y entregar una herramienta que sirviera a los menores. Para nosotros eso no sólo agregó valor, sino que además entregó oportunidades a niñas en riesgo social y también aportamos a la comunidad”, comentó Boris Astete, gerente de Proyecto de Sodexo en Minera Los Pelambres.

Por su parte, Alejandro Escudero, subgerente de Asuntos Públicos de la empresa minera, afirmó que “esta alianza permitió que este hogar pudiera transformarse en un lugar de capacitación para generar talentos y destrezas, que posibilitará  a estas niñas tener una herramienta para su futuro y principalmente ser  mejor personas”.

“Mi sueño es que sean profesionales”

El Hogar Laura Vicuña de Los Vilos, perteneciente al Servicio Nacional de Menores –SENAME- atiende a 30 niños es riesgo social y lleva más de una década funcionando en la ciudad puerto, y cuya responsable de su administración es la Hermana Isabel Marín.

“Un día  llego al Hogar un ejecutivo de Los Pelambres. Nos  encontró rezando en la capilla, invitándolo a rezar. Nos ofreció, junto con el apoyo de la empresa Sodexo, su ayuda para realizar un curso de repostería, que consideraba  una remodelación completa de nuestra cocina. Todo eso se cumplió. Continuo agradecida de Dios y también de ellos, que permitirá que algunas de mis niñas siga con los estudios de cocina internacional, porque mi sueño es que sean profesionales”, señaló la religiosa.

La  graduación finalizó con una degustación de una muestra de productos de pastelería como, tortas, galletas, kuchenes y pasteles elaborados por las recién graduadas.

Compartir en .....