PodaNogales

INIA capacita en poda de nogales a productores de la región

Con el objetivo de entregar las capacidades técnicas para mejorar y guiar el crecimiento estructural del árbol de nogal y potenciar la formación de sus centros productivos, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA Intihuasi, realizó el Día de Campo “Poda de Formación y Producción de Nogales”, en el predio experimental de INIA Choapa, liderado por el Ingeniero Agrónomo de INIA, Giovanni Lobos.

Durante la clase práctica los participantes pudieron poner a prueba, con tijeras y moto sierra en mano, todos los conocimientos adquiridos en la charla previa dictada por Giovanni Lobos, que pretendía entregar las nociones y fundamentos de la poda, como dejar que entre luz al árbol; mantener una forma piramidal del follaje; y que los ángulos de las ramas principales sean lo más abierto posible.

Aplicando estas directrices, decenas de nogaleros asistieron a la actividad desarrollada en el predio demostrativo experimental El Barraco de Chillepin, de la comuna de Salamanca, en donde además se contó con la presencia de profesionales de empresas, quienes hicieron una demostración con equipos especializados para realizar poda y eliminación de residuos de ésta.

Avances en el estudio de Nueces

Desde hace más de 15 años INIA Intihuasi desarrolla una serie de proyectos financiados tanto por el GORE, INDAP y CORFO, y privados enfocados en potenciar el manejo agronómico de los nogales, y generar así una agroindustria de la nuez en el Choapa.

“Desde 2005 implementamos una unidad de nogales de mayor dimensión, en donde el promedio de producción para la variedad Serr en Choapa no pasaba los 1.500 kg por hectáreas, mientras que hoy estamos por sobre los 4.200 kg”, explicó el Director Regional de INIA Intihuasi, Francisco Meza. Gracias al uso de fitoreguladores, o reguladores del crecimiento, como es el caso de las cianamidas, los investigadores pudieron: compensar la falta de horas frío requeridas por la planta; adelantar la cosecha obteniendo mejores rendimientos; reducir los tiempos de floración, disminuir los porcentajes de abortos de las flores femeninas; y en definitiva, uniformar la cosecha obteniendo mejores precios por mejor calidad de fruta y rendimientos.

Fue así que durante el Día de Campo, los asistentes además pudieron conocer los resultados obtenidos en estudios de productividad realizados por INIA durante la temporada 2011-2012, cuyo aspecto más de destacado fueron “los valores obtenidos durante la cuarta cosecha del predio en seguimiento, en donde los rendimientos por hectárea alcanzaron los 4.250 kg”, señaló Lobos.

Cristian Morales, director regional de Corfo Coquimbo, destacó la importancia que tiene para los productores adquirir competencias y modernizar su rubro “sin duda toda esta preparación le entrega valor agregado a su trabajo, mejora la competitividad de su negocio, y  abre nuevas oportunidades a los productores”.

La próxima actividad en nogales se realizará durante el mes de Julio, en la cual se entregarán las nociones técnicas para la aplicación de reguladores de crecimiento destinada a uniformar los estados fenológicos del nogal.

Compartir en .....