Dientes-Leche-ok

Dientes de leche: ¿por qué es tan importante cuidarlos?

Dientes-Leche-okLos dientes de leche son muy importantes en el desarrollo infantil, por lo que es imprescindible cuidarlos bien. ¿Qué papel desempeñan? ¿Qué se debe hacer para mantenerlos sanos? ¿Cuál es la mejor técnica de cepillado para los bebés? ¿Cómo puedo hacer que los niños desarrollen un hábito de higiene bucal adecuado desde temprano? El Subdirector Dental de Vidaintegra, Eduardo Betancour, responde a estas dudas.

EL CUIDADO DESDE BEBÉS

Para estar seguros de la normalidad de los dientes de los más pequeños es fundamental llevarlos al dentista desde que comiencen a aparecer los primeros dientes. Según el doctor Betancour, “alrededor de los 6 meses de edad, ya es recomendable consultar a su odontólogo, por cuanto será él quien verifique la normalidad de las estructuras y entregue recomendaciones preventivas para el cuidado de su salud bucal”.

Pero ¿cuál es la mejor forma de limpiar los dientes de los niños? El especialista aclara que existen distintas técnicas para cepillar los dientes en los niños, sin embargo, la mejor es aquella que realice el niño y/o el adulto que lo acompañe y que permita remover la placa. “Aquí lo importante es la remoción física de la placa bacteriana, a través de un cepillo pequeño y suave, de las caras que mastican en dientes y muelas; es fundamental que los padres y niños sepan que la limpieza física a través del cepillo y la seda dental es lo más importante”.

Los niños pequeños no tienen la destreza suficiente para controlar su placa bacteriana, sin embargo es muy importante crearle el hábito de cepillarse al menos 3 veces al día, “esto se logra entregándole el cepillo después de cada comida para que imite a un adulto y posteriormente, sea este último quien realice un repaso sobre el cepillado del niño, para sí, eliminar efectivamente la placa bacteriana” enfatiza el especialista.

La destreza suficiente se logra alrededor de los 8 años, donde recién se le podría encargar la responsabilidad de cepillarse solo, sin embargo, siempre es bueno que un adulto verifique si lo está haciendo bien.

MALFORMACIONES DENTALES

Si bien el correcto uso del cepillo y la seda dental es fundamental, existen ciertas complicaciones que escapan de las enseñanzas que los padres puedan darle a sus hijos.

Por ejemplo, hay casos en que a los niños no les salen los dientes definitivos y deben quedarse con los de leche.

Desafortunadamente, existen enfermedades que complican la formación de los dientes, muchas de ellas están relacionadas con la adecuada nutrición del niño, ya sea en su vida intrauterina como después del nacimiento, o también existen casos en que a causa de algunas enfermedades infecciosas, el uso de antibióticos interfiere la normal formación de los dientes, dejando huellas en su estructura” aclara el doctor Betancour.

Los dientes de leche se empiezan a caer a los 5 o 6 años, y el proceso dura hasta los 10 u 11. A partir de los 6 años comienza a aparecer la segunda dentición y es recomendable adoptar nuevos hábitos de higiene bucodental. Si lo dientes demoran más de lo normal en aparecer, es primordial realizar las consultas y exámenes pertinentes con el dentista.

Hoy en día tenemos todas las condiciones para tener niños y futuros adultos con buena salud bucal, lo más importante es la prevención, más que los tratamientos curativos y esto se logra siguiendo algunos de los consejos que nos entrega el dentista de Vidaintegra, Eduardo Betancour:

  • ·         Mantener una adecuada alimentación
  • ·         Tener una buena higiene bucal diaria a través del cepillado y uso de la seda dental
  • ·         Visitar periódicamente a su odontólogo.
Compartir en .....