20150922_164224

Tongoy encabeza centro de acopio en ayuda a los damnificados

Los residentes del balneario trabajan de sol a sol por levantar su localidad. Hasta la fecha la ayuda ha sido constante pero aún faltan artículos de aseo personal y de limpieza.

Con la fuerza y el coraje que caracteriza a la Región de Coquimbo,  Tongoy se secó las lagrimas y ahora se encuentran trabajando con los vecinos y privados para salir adelante tras la catástrofe que el pasado 16 de septiembre azotó el lugar, dejando como resultado a cientos de damnificados sin su fuente laboral y algunos sin casas y enseres.

Ante este duro golpe de la naturaleza, Raúl Sanders, secretario de la Junta de Vecino N° 29 que está encabezando la cruzada solidaria a través de un centro de acopio en dicho recinto calificó esta realidad como “devastadora” ya que el balneario ha sido uno de los destinos de la Región de Coquimbo más afectados con el terremoto y el posterior tsunami.

“De a poco vamos saliendo de la desesperación pero hasta ahora aún existe mucha gente que no tienen dónde dormir y muchas no tienen qué comer”, comentó.

Una de las familias damnificadas fue la de Julia Véliz y Marco Barrientos, quienes perdieron su casa y su fuente laboral. El matrimonio había invertido gran parte de sus ahorros en comprar mercadería para su quiosco y poder recibir a los turistas que vendrían a disfrutar del lugar durante las fiestas patrias.

“Nos vimos afectados, principalmente, en nuestro hogar y el quiosco que tenemos porque con el tsunami perdimos todo lo teníamos. Nosotros esperábamos con ansias las fiestas y habíamos invertido mucho dinero en abastecerlo para esperar a los turistas pero quedamos con menos de la mitad de lo que compramos”, indicó una emocionada Julia Véliz.

“Ahora junto a mi familia estamos con lo puesto y con lo poco que logramos rescatar y necesitamos que nos puedan ayudar a retirar escombros y limpiar el terreno donde estaba nuestro hogar. El Serviu ya nos ha dicho que tenemos que echar abajo lo que quedó de nuestra casa porque el terreno cedió, pero ahora sólo nos queda limpiar, levantarnos y volver a construir”, profundizó el marido.

Ante esta situación, Raúl Sanders, extendió un llamado para que los habitantes de la Región de Coquimbo se hagan parte de esta cruzada solidaria y ayuden, a través del voluntariado y la donación, a levantar el balneario de Tongoy.

“Invito a las personas y empresas privadas para que puedan colaborar con este centro de acopio enviándonos útiles de aseo personal y de limpieza como cloro, lavalozas, papel higiénico y jabones. Pero también será muy importante coordinar y poder recibir ayuda en materiales de construcción, clavos, cemento y maquinaria”, manifestó el organizador de esta idea a beneficio de los tongoyinos.

Compartir en .....