Girl looking at mother pouring water in glass

Sobrepeso en niños y jóvenes: El cuidado debe partir en el desayuno

El último estudio dado a conocer por Junaeb arrojó cifras preocupantes: En Kinder y 1° básico, un 24,2%, es decir, prácticamente 1 de cada 4 estudiantes, es obeso. En cuanto al sobrepeso, las cifras más altas se encuentran en 1° medio, llegando a un 32% a nivel nacional, por lo que para este curso, 1 de cada 3 estudiantes tiene sobrepeso.

Por eso es importante que los padres se preocupen de la alimentación de sus hijos. Una de las claves para una buena alimentación es establecer y ordenar los tiempos de comida durante el día. En esta línea, estudios señalan que comenzar el día con un desayuno completo, favorece una mejor alimentación durante el resto del día. El nutricionista de Nestlé Angelo Liberona entrega algunos tips para entregar a los escolares los nutrientes adecuados, porque un desayuno completo también puede mejorar el rendimiento escolar, manteniendo a los niños más atentos alertas y participativos en el colegio.

– El desayuno constituye el 25% de los nutrientes y de la energía que un niño debe consumir diariamente, por eso debe ser equilibrado y completo. Ojalá la familia pudiera dedicar al menos 20 minutos a esta comida y sin distracciones como el computador o TV.

– Un desayuno completo debe estar compuesto por: lácteos bajos en grasa, cereales idealmente integrales, frutas y agua. Los lácteos aportan proteína, calcio, vitamina D y fósforo, que juegan un rol clave en la formación y desarrollo de huesos y crecimiento de los niños. Los cereales integrales son la principalmente fuente de energía del desayuno, necesaria para comenzar el día de la mejor forma. Además contienen una baja cantidad de grasas y son buena fuente de fibra, siendo esta última muy importante en prevenir el estreñimiento y otras enfermedades gastrointestinales. Las frutas aportan vitaminas y minerales difíciles de encontrar en otros alimentos. Para finalizar, incluir un vaso de agua en la mañana te permitirá alcanzar los 6 a 8 vasos recomendados para una buena salud y funcionamiento de nuestro cuerpo.

– Para complementar tu desayuno o colación, puedes incluir alimentos de alto valor nutricional, por ejemplo, acompañando tu pan con palta o mezclando frutos secos con tu ensalada de fruta.

-Evita la monotonía y juega con los distintos ingredientes de tu desayuno: lácteos, cereales y frutas. Puedes por ej. Preparar batidos de fruta + leche, shakes de yogurt y fruta, variar el tipo de pan o cereales, entre otros.

En cuanto a las colaciones saludables, para los niños entre 6 a 10 años no debe exceder las 150 calorías (aproximadamente el 10% de las calorías diarias recomendadas). Debe incluirse a media mañana, aproximadamente 3 horas después del desayuno, a la hora del recreo.

-Las colaciones saludables permiten distribuir de mejor forma los alimentos durante el día de la alimentación, mejorando la tolerancia y la absorción de los nutrientes, al evitar largos períodos de ayuno. Asimismo, evitan la hipoglicemia (bajos niveles de azúcar en la sangre) y fatiga y ayudan al niño a mantener un buen estado de ánimo, así como un peso adecuado.

Compartir en .....