A swordfish dishes pics, among lemons cut, on a glass dish, over a bed of lettuce, ready to eat, in a table spread.

Una rica alternativa para los asados que se vienen: El mar en la parrilla chilena

Un estudio realizado por Cadem y Meatme mostró que la parrilla chilena es un lugar donde conviven diferentes mundos, entre ellos, el marino. De acuerdo a esos datos, el 53% de los encuestados afirmó que incorpora distintas variedades de pescados y mariscos en sus asados.

Para continuar incentivando esta tendencia, la Asociación Gremial de Palangreros de Alta Mar, integrante de Sonapesca F.G., quiso entregar una rápida, rica y nutritiva receta de pez espada -más conocida como albacora, aunque es un nombre incorrecto- para la parrilla.

El pez espada es un pescado semigraso, que contiene altos niveles de vitaminas, en especial la A. También, posee altas concentraciones de vitaminas del grupo B, como la B3, B6, B9 y B12. Entre los minerales, destacan el fósforo y el magnesio.

El presidente de la asociación gremial, Sebastián Vera, señaló que la manera más habitual como se consume esta especie en Estados Unidos es a la parrilla, con una salsa de mantequilla, que es la receta que se entrega a continuación.

En su experiencia, hay dos secretos para una receta exitosa. Uno es que el lomo del pez espada tiene que ser cortado en steaks de una pulgada de grosor.

El otro secreto está en la cocción, ya que -según explica- no es un pescado que se recomiende consumir crudo, como el salmón. Y una sobrecocción tampoco permitirá disfrutar de su sabor.

Pez espada o albacora con salsa de mantequilla

  1. Comprar filetes de pez espada que tengan una pulgada de grosor.
  2. En un sartén, derretir un pan de mantequilla (250 gramos) e incorporar pimienta a gusto. Se puede agregar también ajo, de acuerdo al gusto del cocinero. Poner sobre la parrilla para que se mantenga derretido.
  3. Cuando se tenga la temperatura deseada de la parrilla, poner directamente los steacks de pescado por un minuto para sellarlos.
  4. Repetir esto por el otro lado.
  5. Pasado el segundo minuto, darlos vuelta y añadir sal de mar y un poco de la salsa de mantequilla. Dejar entre 10 y 15 minutos.
  6. Repetir el paso 5 en el otro lado.
  7. Al momento de servir, verter de manera generosa la salsa de mantequilla.
  8. Consumir caliente
Compartir en .....