Alexis Jiménez

Enfoque tradicional VS enfoque inclusivo en Educacion Física

La ley de inclusión  se ha convertido en un gran desafío tanto para la cultura educativa en los colegios como para los profesores en general, que deberá significar una reconfiguración escolar  y  pedagógico.

Debemos precisar que la inclusión no se limita al trabajo de niños o niñas con alguna condición transitoria o permanente sino que debe  abarca la diversidad física, de  género, etc.

El enfoque tradicional de enseñanza en Educación Física por años se ha caracterizado por un modelo conductista, el cual ha centrado la enseñanza  en el propio profesor, manifestándose en las clases desde  en un calentamiento dirigido, aplicación de test de rendimiento físico , hasta mal uso de silbato durante toda la clase para mantener la conducta de sus alumnos, etc. Además este modelo categorizado en alumnos  “buenos” o “malos” deportistas, este enfoque tradicional ha colocado a la clase de Educación física a la altura de un club deportivo donde lo más importante es el rendimiento físico y deportivo, provocando que los educandos se desmotiven frente a la actividad física y se desvalorice la asignatura ante la comunidad educativa y sociedad en general.

En contraposición a este modelo nace El enfoque inclusivo,   que  bajo el paragua del modelo de enseñanza constructivo, tiende a  centrar la atención hacia los aprendizajes de los estudiantes donde permite diseñar  estrategias de aprendizaje para todas y todos los alumnos, fija la atención en fomentar hábitos de vida saludable  y de actividad física alcanzable para la diversidad de alumnos en las aulas.

Estamos consientes como sociedad  que este cambio de enfoque tradicional a uno inclusivo es lento, en ocasiones los profesores tienden a confundir estos enfoques creyendo que están trabajando la inclusión cuando realizan   trabajos físicos  aislados a sus estudiantes para reforzarlo en alguna habilidad motriz descendida, con el único fin de poder integrarlo a un grupo curso desde una mirada homogénea, entonces bajo estas miradas de enfoques equivocas es necesario que los profesores de Educación Física comprendan que debemos trabajar para heterogeneidad, diversificando la enseñanza de esta avanzaremos.

Redireccionar las estrategias de aprendizajes, tener claro que cada alumno tiene una condición física diferente o cuando  se ofrezca alternativas de evaluación según sus habilidades motrices y cognitivas   de esta avanzaremos hacia  un enfoque inclusivo en Educación  Física.

La inclusión es una cuestión de actitud y cambio de mentalidad que los profesores de Educación Física deben poseer.

La sociedad y principalmente nuestros alumnos esperan que sean reconocidos como tales, que se le entregue aprendizajes pertinente a la condición de cada uno, de esta manera se lograra una participación completa de todos desde la diversidad existente.

La clase de Educación Física exige cambio de enfoque ahora.

Alexis Jiménez Díaz

Académico

Ucentral La Serena

Compartir en .....