IMG_2012

Jóvenes de Chile y Sudamérica cursan taller de dirección orquestal junto a David Händel en La Serena

El taller contempló su cuarta versión, y tuvo por objetivo reforzar los conocimientos e implementar nuevas técnicas musicales en los participantes.

Durante cinco días la ciudad de La Serena reunió a más de treinta estudiantes y músicos de diferentes destinos del país y Latinoamérica, quienes participaron en la IV versión del curso de dirección orquestal junto al maestro estadounidense, David Händel. El exitoso taller de carácter formativo y de realización gratuita, fue organizado por la Fundación Orquesta Sinfónica Regional La Serena junto a la orquesta profesional de la Región de Coquimbo y el patrocinio de la Embajada de los Estados Unidos en Chile.

El perfeccionamiento fue abierto tanto a profesionales como a iniciados en la dirección orquestal, quienes se dividieron en público activo y oyentes, enriqueciéndose con nuevos aprendizajes y técnicas musicales, para finalmente, culminar una nutrida semana de clases conduciendo a la Orquesta Sinfónica Universidad de La Serena con una obra a su elección.

Directamente desde la ciudad de La Paz, Bolivia, llegó Israel Torres, quien posee una amplia formación musical en piano, flauta traversa y dirección orquestal. Tras su visita a la capital regional, el músico sostuvo que “me gustó mucho que el curso estuviera destinado a directores de diferentes niveles y poder trabajar un repertorio junto a la Orquesta Sinfónica de la propia Universidad (…) Además, se trató de un taller abierto, sin costo, porque los cursos de este nivel y con esta formación en el exterior, con dos pianos, director, corrección y registro de video; cuestan entre 1500 y 2000 dólares, así que aproveché la oportunidad de venir”.

Torres también se refirió a la experiencia vivida junto a sus pares y al aprendizaje adquirido por una de las batutas más aclamadas alrededor del mundo. Cabe recordar que el maestro Händel es sumamente conocido en el país altiplánico, ya que desde temprana edad y durante 15 años, fue director residente de la Orquesta Sinfónica Nacional de dicho país, destacando por un crecimiento sin precedentes y una atracción de público significativa; logrando establecer un modelo de organización de orquestas en América Latina.

“El maestro David Händel es muy reconocido a nivel mundial, sobre todo por el trabajo realizado aquí en Latinoamérica. En mi país hizo un cambio impresionante, logró atraer nuevas audiencias, hizo muchas gestiones con el Teatro que acoge a la Orquesta Nacional de Bolivia, y elevó el nivel musical. Dejó un gran legado, es por eso que vine a Chile a estudiar con él, específicamente en este curso, porque sé el nivel que representa. Händel es un ideal de director al que quisiera llegar algún día cuando alcance la profesionalidad”, precisó el participante.

Por su parte Alfonsina Torrealba, flautista proveniente de Santiago y con fuerte convicción de dedicar su vida a la dirección orquestal, este taller fue clave para su formación profesional: “estoy muy agradecida por la oportunidad y de que un profesor de otro lugar pueda corregirte. Salí del conservatorio hace poco donde estudié Teoría de la Música y ahora me estoy especializando en dirección orquestal”, indicando que dicho taller “contribuye muchísimo a mi formación porque un director de orquesta aquí en Chile no tiene una carrera, no tiene un lugar institucionalizado donde aprender permanentemente, por lo que nosotros, a través de nuestro quehacer, empezamos a aprender por las nuestras”, sostiene.

Actualmente, la joven promesa dirige en diferentes agrupaciones de la Región Metropolitana, por lo que participar del taller fue fundamental: “agradezco haberme enterado de este curso a través de redes sociales y con tiempo, eso me permitió pedir permiso, ya que dirijo una orquesta juvenil y un coro de música eclesiástica en Santiago Centro (…) y ahora pude dirigir a la orquesta profesional de La Serena y fue tremendo, de hecho, le pedí a uno de mis compañeros que me grabara porque esto para mí es un material muy valioso y me permitiría postular a un magíster en Europa, por ejemplo”.

Para Alejandro Nuñez, trompetista egresado de la carrera de Pedagogía en Educación Musical de la Universidad de La Serena, esta semana de aprendizaje fue “una instancia de crecimiento personal, tanto en lo musical como en lo académico, hay muchos aspectos que se han trabajado, que se han corregido y que tratamos cosas que no nos dábamos cuentas y que traíamos aprendidas, y pudimos corregirlas en este curso. Fue una instancia de crecimiento para todos los compañeros, uno también aprende técnicas que traen otros participantes; por tanto, ha sido bastante grato y ligero el aprendizaje con el maestro David Händel”. En lo personal, el músico serenense destacó haber aprendido sobre “el impulso de la voluntad que consiste en proyectar, a través de los gestos, la energía que uno quiere compartir con la orquesta, y lo otro, es la preparación, el método de aprendizaje de las partituras y cómo actuar frente a los músicos”, señaló.

Finalmente, el director estadounidense expresó que en esta IV versión “tuvimos más gente que nunca, más de treinta participantes y se espera que siga creciendo a través de los años. Hubo una muy buena onda entre todos, amistad y manejamos el curso de forma socrática, es decir, los mismos alumnos criticaron de forma positiva y constructiva a sus colegas, y eso permitió que existiera un aspecto humano muy colegial y positivo”, agregando que en esta versión “quedé encantado con los chicos y chicas que fueron parte del taller, hay varios que han venido varias veces y es gratificante ver su progreso y también, poder vigilarlo porque los hábitos vuelven a aparecer”.

El curso de dirección orquestal se realizó en las dependencias del Departamento de Música de la Universidad de La Serena, gracias a la gestión de la Fundación Orquesta Sinfónica Regional La Serena y la Orquesta Sinfónica Universidad de La Serena, y el importante patrocinio de la Embajada de los Estados Unidos de América.

 

 

 

 

Compartir en .....