CESFAM-TierrasBlancas

CESAM de Tierras Blancas cuenta con nuevos espacios para atender a sus usuarios

Desde los años 90, el sistema público de salud chileno ha logrado avances en materia de salud mental. Se han ido incorporando dispositivos como son los Centros de Salud Mental (CESAM), que no sólo busca centrarse en el tratamiento de la enfermedad, sino también en generar cambios en las condiciones y espacios de vida de la familia del paciente.

Actualmente, el CESAM de Tierras Blancas tiene bajo control a cerca de 400 pacientes, quienes de forma gratuita acceden a todas las prestaciones que les brinda el CESAM, atención médica que muchos de ellos no podrán acceder en el sector privado por el elevado costo de los aranceles.

Sin embargo, pese a la buena y oportuna atención, existía una importante brecha por superar. Los usuarios eran atendidos en una antigua casona, que no contaba con todas las condiciones para trabajar en su recuperación. De ahí, la necesidad de ampliar sus dependencias para poder entregar una atención más digna y de calidad tanto al usuario como su entorno, porque la familia es fundamental en el proceso terapéutico y de recuperación.

Luego de meses de intenso trabajo se remodeló la sala de espera de los pacientes, se agregaron nuevos boxes de atención y se techó la pérgola del patio de los usuarios. “Estos nos permite funcionar de mejor forma. Podemos atender a más usuarios de forma simultánea. Además, los podemos tratar en espacios más acogedores lo que favorece en la recuperación de ellos”, explicó María Olga Zenteno, coordinadora del CESAM de Tierras Blancas.

Una de las beneficiarias con estas remodelaciones es Lorena Alfaro, madre de un pequeño de 9 años. Ella relata que durante mucho tiempo recorrió un largo y pedregoso camino en busca apoyo terapéutico para tratar la condición de su hijo Lucas, quien a la edad de 4 años se le diagnosticó Trastornos del Espectro Autista (TEA).

La madre del pequeño comenta que han sido años muy difíciles, donde no sólo él se ha visto afectado, sino que también todo el núcleo familiar. Sin embargo, esta situación cambió hace siete meses cuando recibió la noticia de que su hijo comenzaría a recibir atención médica en el CESAM de Tierras Blancas.

Ahí, sería atendido por un multidisciplinario equipo de profesionales, que les proporcionarían las mejores herramientas para comenzar a tratar la condición del niño.  “El CESAM ha sido un gran apoyo, porque han realizado un trabajo integral con mi Luquitas. Los profesionales no sólo se han enfocado en él, sino que también en nosotros. Jamás nos imaginamos (el pequeño) que se podría relacionar con niños de su edad. Sin embargo, ahora está en una escuela de verano disfrutando con niños de distintas edades”, señaló Lorena.

María Olga Zenteno, coordinadora del CESAM de Tierras Blancas, explica que estos centros de salud mental atienden de forma gratuita tanto a los pacientes como su entorno familiar, ya que el objetivo es trabajar en la promoción de salud mental, en rehabilitación psicosocial y recuperación e inclusión sociocomunitaria.

Para ello se conformo un equipo de 26 funcionarios, el que está compuesto por psiquiatra infanto juvenil y adulto, psicólogos, terapeutas ocupacionales, trabajadora social, enfermeras, técnico en enfermería, Psicopedagogo, profesor de educación física y un médico general.

El doctor Christian Vargas, subdirector de Gestión Clínica Ambulatoria del Hospital de Coquimbo, explica que estos centros de salud  dependen del  hospital de Coquimbo, y su finalidad es tenerlos insertos en un territorio específico para “poder tener una relación tanto con el paciente como con la familia y su entorno y así  poder tener una mejor recuperación”.

Compartir en .....