IMG_0429

Gobierno mejorará las dependencias de la Residencia Óscar Pereira de Coquimbo

  • La Intendenta Lucía Pinto visitó las instalaciones, junto a la Seremi de Justicia, y anunció que retomó el proyecto para brindarles mejores condiciones de atención a los 22 niños, en situación de vulnerabilidad, que viven en estas dependencias.

 

Desde el año 1981, la residencia Óscar Pereira Tapia atiende a niños, niñas y adolescentes que sufren graves vulneraciones de derechos y, a su vez,  presentan discapacidad severa o profunda.

Se trata de un recinto que entrega un servicio único a nivel nacional y que, sin embargo, debido al deterioro y la falta de espacios, requiere de una remodelación para atender, de mejor forma, a los 22 niños que hoy viven en estas dependencias.

Y fue la Intendenta de Coquimbo, Lucía Pinto quien dio la buena noticia. La jefa regional confirmó que priorizó el proyecto para construir un nuevo edificio. “En diciembre del año pasado, comenzamos a trabajar en ello y vamos a reponer este centro. Aprobamos 2700 millones de pesos del Fondo de Desarrollo Regional para  ejecutar esta iniciativa, que permita entregarles a nuestros niños las mejores condiciones, herramientas y calidad de vida para que desarrollen todas sus posibilidades. Esta es la mejor forma de poner a los niños primero, tal como lo ha pedido el Presidente Sebastián Piñera”, sostuvo.

Esta residencia es administrada, actualmente, por la Municipalidad de Coquimbo y para su funcionamiento recibe fondos de subvención otorgados por SENAME. La Seremi de Justicia, Alejandra Valdovinos, detalló que se trata de un proyecto con un diseño integral, que considera nuevos criterios de espacio y equipamiento para acompañar de mejor forma a los jóvenes.

En esta línea, Valdovinos dijo que la iniciativa “está centrada en el trabajo que se hace en los espacios comunes, y se planteó de tal manera que se pueda realizar trabajo físico y motor en mejores condiciones para que los terapeutas y kinesiólogos puedan ayudar a que los niños tengan una mejor evolución y tratamiento”.

Mientras que para el Alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, “este era un proyecto que estaba durmiendo, y la Intendenta mostró voluntad política y lo priorizó. Es una gran noticia para mejorar un espacio donde se entrega una tremenda labor al servicio de los niños más vulnerables”.

Y es que la iniciativa de reposición del centro fue presentado en el año 2014, sin mostrar algún avance. Pero, a fines del año 2018, se dio luz verde, asegurando su financiamiento y se espera que se comience a trabajar en el nuevo edificio en un plazo de 15 meses, una vez culminen diversos trámites administrativos.

El Consejero Regional, Lombardo Toledo, acotó que “nosotros cumplimos una misión muy sensible, porque conocimos la realidad de los jóvenes en vulnerabilidad y con problemas de salud. Esto nos motivó a que avancemos en esta iniciativa, porque vemos que hace mucha falta”.

De acuerdo a los detalles del proyecto, se considera mejorar los dormitorios grupales e individuales, servicios higiénicos y comedor, oficinas para educadores a cargo de la atención, en una superficie de más de 10 mil mts2. Además, en los exteriores, se realizará un antejardín, una plaza interior y un sendero de esparcimientos, para así poder recuperar espacios que hoy están en desuso.

Compartir en .....