DSC_0464

Oscar Tapia, presidente regional de la UDI: “Declarar zona de catástrofe como lo están pidiendo parlamentarios de oposición, es un aprovechamiento político”

El presidente regional de la UDI, Oscar Tapia, criticó la solicitud de algunos parlamentarios de la Nueva Mayoría, los cuales reiteraron al gobierno declarar zona de catástrofe a la región de Coquimbo, tras el sismo ocurrido el 19 de enero pasado, recalcando que existe un aprovechamiento político de la situación.

Al respecto, Tapia indicó que las declaraciones de los parlamentarios de oposición obedecen a la lógica del aprovechamiento político, demostrando un desconocimiento de la realidad regional e inconsecuencia, ya que no fueron capaces de hacer las cosas bien en el terremoto del 2015 y en esta ocasión pretenden venir a dar cátedra de que acciones a seguir. “Lo importante acá es ser eficientes y responsables. El gobierno ya tiene la experiencia del 27F y existe asignación de fondos sectoriales para las áreas de cultura y vivienda”.

Paralelamente, destacó el trabajo desarrollado por la intendenta Lucia Pinto y el despliegue en terreno realizo por los diferentes equipos ministeriales. “Valoramos la pronta respuesta del gobierno regional, encabezado por la Intendenta Lucia Pinto, que incluyó, incluso, una visita de emergencia del Presidente Piñera y ministros de las carteras de Vivienda y de Cultura. No debemos olvidar que ya se comprometieron 2000 millones de pesos para viviendas dañadas, y en cultura la ministra también comprometió fondos, independiente de que haya o no haya decreto.”

Asimismo, Tapia recordó a los parlamentarios de oposición que debemos cuidar el nombre de la región y principalmente el turismo, el cual genera un tercio de los ingresos regionales y es la principal actividad económica de estos meses de verano, considerando la fuerte inversión que hace el sector hotelero y gastronómico. “Debemos ser capaces de dar tranquilidad a los visitantes a nuestra región”, finalizó.

Compartir en .....

One Comment

  1. Casi el 100% de las casas que sufrieron deterioro, en la zona, caídas de muros y otros daños menores corresponden a construcciones de adobes, es decir de barro con pajas, construcciones que fueron muy comunes en hace más de un siglo. El SERVIU debiera catastrar estas casas y crear un programa para entregarles un subsidio para reemplazar este tipo de materiales por materiales sólidos y en algunos casos proceder a su demolición, entregándoles una nueva vivienda. Estas casas de adobe con seguridad serán afectadas nuevamente con los próximos sismos y podrían provocar víctimas fatales. En Chile un país sísmico, se debiera prohibir dar permisos de construcción a viviendas con este tipo de materiales, en especial en los sectores rurales donde al parecer todavía se utilizan, estos materiales.