Niños-Colegio

Los 6 beneficios del comedor escolar en los niños

Que los escolares coman en el comedor del colegio es una situación que ocurre frecuentemente. Pero los comedores no sólo son buenos para los horarios de los padres, sino que pueden tener múltiples beneficios para los niños. Carolina Rojas, experta nutricionista de GISER (Gestión Integral de Servicios) afirma que los comedores escolares tienen múltiples beneficios. “El colegio es el lugar ideal para que nuestros hijos aprendan a comer de todo, ya que permite fomentar hábitos de alimentación saludable por la variedad en los alimentos y preparaciones que se ofrecen, sobre todo en el consumo de frutas y verduras. Además, de ser un espacio para socializar y compartir con los compañeros de clase”.

¿Por qué se recomienda un comedor escolar?:

  1. Crea buenos hábitos de alimentación. Estudios como de la OMS 2004, concluyen que: la familia y el colegio desempeñan un rol primordial en la formación de hábitos alimentarios. Durante la infancia es donde se adquieren las preferencias, costumbres y estilos de alimentación de las personas y, en donde las intervenciones educativas (mientras más tempranas se realicen) de promoción de autocuidado y estilos de vida saludables, más positivos y duraderos serán sus efectos.
  2. Los niños se alimentan con la cantidad adecuada. Los comedores escolares al estar especializados en comida para niños, les permite tener acceso a una alimentación nutricionalmente completa, suficiente y adecuada en las porciones para el horario de almuerzo, que no ocasionan riesgo para la salud, por ejemplo:  sobrepeso u obesidad.
  3. Se aprende autonomía: Los más pequeños aprenderán a comer solos.
  4. Es un espacio de socialización: Mientras comen, los niños compartirán con otros y se animan entre ellos a disfrutar de preparaciones y alimentos que se les ofrece.
  5. Los niños aprenden rutinas y horarios: En el colegio siempre se come a la misma hora, con tiempos especificados. Supervisados por docentes y/o personal especializado en atención de niños. Sin acceso a distractores como pantalla de televisión, entre otros.
  6. Se aprende a respetar reglas: Cada comedor tiene sus reglas y el escolar aprende a cumplirlas: desde no levantarse de la silla hasta valorar el menú sugerido por los expertos.

La nutricionista Carolina Rojas, afirma que en los comedores escolares de GISER se promueve una alimentación saludable a través de una amplia variedad de alimentos y preparaciones que permiten a cada uno de los niños obtener una alimentación equilibrada, suficiente y en porciones nutricionalmente adecuadas. “Se consideran las recomendaciones de la FAO/OMS/UNU 2004 y de las Guías Alimentarias Chilenas para planificar los menús junto a un equipo de trabajo conformado por nutricionistas de GISER y el Colegio. Nuestras preparaciones son caseras, sanas, preparadas con materias primas naturales y permiten la formación de hábitos saludables”. Numerosos estudios avalan que los niños con una adecuada alimentación tienen mejor rendimiento escolar.

Para la experta, el comedor escolar es también una valiosa opción para que los niños puedan acceder sin riesgos a la continuidad de la jornada escolar con actividades complementarias y extraescolares, asegurándonos de que se han alimentado adecuadamente, contribuyendo en forma efectiva al apoyo que requiere el colegio y apoya la organización de la vida familia

Compartir en .....

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.