3O5A1441

Alianza público-privada fomentará la reinserción social en personas que están privadas de libertad

  • Se trata del Proyecto +R, programa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que busca entregar oportunidades laborales y acompañamiento post penitenciario para una verdadera reinserción social.

Casi 20 años lleva privado de libertad Ricardo Bugueño. Una larga estadía que, reconoce, debe cumplir.

Sin embargo, este interno del recinto penitenciario de Huachalalume en La Serena, destaca que a esta altura de su condena se le abrió una gran oportunidad para reinsertarse laboralmente, gracias al programa +R.

“Acá uno encuentra cualidades que no conocía. Lamentablemente, al caer acá, pensamos que no podemos hacer nada más. Yo me especialicé en mueblería y ahora soy un maestro calificado”, indicó Ricardo Bugueño.

Este programa lo lleva adelante el Gobierno, a través del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y pretende bajar los índices de reincidencia y así aumentar la seguridad en el país, entregándoles a quienes están privados de libertas, posibilidades de acceder a una plaza de trabajo en la empresa privada

La Intendenta Lucía Pinto recorrió los módulos y talleres donde trabajan los internos en el marco de este programa junto a los seremis de Justicia, Trabajo y Desarrollo Social, y acotó que “hemos visto que la reinserción es posible. Y es por eso que la política del Presidente Sebastián Piñera está impulsando un trabajo intenso por la reinserción laboral junto a la empresa privada, así vamos capacitando y apoyando a los internos para que puedan tener una opción real de trabajo una vez cumplan con su condena”.

Esta iniciativa impulsa una alianza público-privada, en la que las empresas comprometen empleos dentro y fuera de los centros penitenciarios. El proyecto que se encuentra en una fase piloto, contará con 400 cupos garantizados a nivel país, y en la región contaremos con 25.

La seremi de Justicia y Derechos Humanos, Alejandra Valdovinos, detalló que “se les entrega un trabajo con contrato indefinido, y deben estar participando del programa por al menos un año. Nunca habíamos visto un trabajo tan mancomunado, pensado en disminuir nuestras tazas de reincidencia, dándole esta nueva oportunidad a los internos”.

Una experiencia que conoce muy bien la empresa ECOMAC, que ha incluido las capacidades de los internos en sus distintos proyectos. Al respecto, Sebastián Ascui, Subgerente de Innovación y Desarrollo, comentó que “han pasado cerca de 25 internos, cada uno es un colaborador más de la empresa y a ellos nosotros lo capacitamos en redes de agua potable, techos y otros oficios, porque la idea es que cuando ellos salgan, tengan todas las capacidades y seguir aportando a la sociedad”.

Para el éxito de la implementación de la iniciativa, el Gobierno ha convocado a mesas regionales, lideradas por la Seremi de Justicia y Derechos Humanos, donde participan las instituciones públicas, la empresa privada y las organizaciones de la sociedad civil, con el objeto de que el proyecto se ajuste a la realidad particular de cada zona.

Para participar en el programa, los internos pasan por un proceso de evaluación a cargo de Gendarmería, quienes además deben colaborar con la reinserción social.

“Nosotros entendemos que un interno reinsertado, baja inmediatamente el nivel de reincidencia, y eso aporta a la calma y la paz ciudadana”, destacó el Director Regional de Gendarmería, Coronel Leoncio Hidalgo.

Y es que según un estudio de Fundación Paz Ciudadana de 2012, el 51% de la población que cumple su condena privado de libertad, vuelve a cometer un delito dentro de los tres años siguientes al egreso de la unidad penal, por eso, las autoridades de Gobierno hicieron un llamado, invitando a la empresa privada a sumarse a esta iniciativa, y conocer las capacidades de los internos que buscan una segunda oportunidad.

Compartir en .....