Residuos playas ariqueñas

Cientos de kilos de residuos invaden playas ariqueñas tras catastrófico aluvión

El verano en el hemisferio sur ya teminó, y pudimos observar mayor cantidad de fenómenos climáticos extremos de los que estamos acostumbrados a ver en estas fechas en el país. Así ha sucedido con el invierno boliviano, que por su reciente impacto se ha vuelto una alerta para las regiones del norte.

Tal fue el caso de Arica, donde el calentamiento global ha dejado en claro año tras año que los cambios en las estaciones no se detendrán. En el último tiempo, las lluvias de esta época se habían acentuado. Sin embargo, este verano fue especialmente difícil para los habitantes.

Tras los aluviones que tuvieron lugar en el pasado mes de febrero, miles de escombros fueron esparcidos por las corrientes en ríos, territorios y el mismo mar. Una de las consecuencias de esta grave situación.

Es así como la ONG Parley for the Oceans, en conjunto a la empresa cervecera Corona, generó el evento #CoronaxParley, que convocó a la ciudadanía al recogimiento de escombros en la playa Chinchorro y La Puntilla de la comuna.

La necesidad de tomar acción

A la desembocadura del río San José llegaron 120 personas para remover escombros que quedaban de hace algunas semanas. Esto en la presencia de la Seremi de Salud de Arica y Parinacota, además de la Armada local.

También asistieron personajes públicos como el surfista Nicolás Vargas, con la intención de remover los residuos que suelen quedar en las cosas, y que se habrían acentuado tras las intensas lluvias del verano.

“Me parece muy potente que la sociedad civil empiece a autoconvocarse también. Es una actividad de voluntariado, no solamente para recoger plásticos, sino también para reflexionar respecto al tema de cómo estamos tratando al planeta”, comentó el alcalde subrogante de Arica, Christian Díaz.

Hasta hace unos años este tipo de convocatorias no parecía tan urgente como hoy en día. De algún modo esta urgencia ha logrado hacerse patente en los habitantes de cada ciudad, como fue en este caso, para involucrarse de manera activa en acciones medioambientales.

Adaptarnos a una nueva vida

Si bien la recolección de residuos puede ser ya una instancia habitual de cuidado del entorno, es contingente instaurar esta preocupación en la ciudadanía como un hábito diario.

Como se mencionaba anteriormente, esta convocatoria específica responde a lo ocurrido por el invierno altiplánico y sus consecuencias. Pero ya se sabe qué hay que prevenir este tipo de impacto el próximo año, pues se volverá a repetir. Y así.

Esto implica no sólo acciones colectivas de este tipo ─como #CoronaxParley- sino que también, todo un nuevo estilo de vida.

“Como sociedad debemos asumir el cambio climático con un cambio radical en nuestro estilo de vida. Ya no es una opción. Y la mejor vía es la sustentabilidad”, informa Laura Yáñez, experta en sustentabilidad y gerente de marketing WCP de Hunter Douglas.

Por lo mismo, tanto nuestros instrumentos de consumo diario como aquello que conforma nuestro hogar, y los hábitos diarios que tenemos, deben ir cambiando en sintonía con la realidad climática y medioambiental que vivimos, en especial en ciudades en riesgo como lo es actualmente Arica en verano.

Por lo pronto los materiales removidos serán prontamente trasladados a Santiago para sus respectivos procesos de reciclaje y reutilización.

Compartir en .....