Diabetes-Deporte

Pacientes diabéticos rompen mitos haciendo deporte

En el marco del día mundial de la actividad física, pacientes diabéticos comprobaron que el deporte es muy beneficioso para su organismo en una entretenida jornada organizada por el Hospital de La Serena y Vive full deportes.

“Soy bicampeona sudamericana de levantamiento de pesas, tengo 16 años y desde los 4 me diagnosticaron diabetes tipo uno. Ha sido difícil, pero todo es posible cuando uno se lo propone”, fueron las motivadoras palabras de la reconocida deportista de alto rendimiento serenense Rocío Urrutia, quien estuvo con jóvenes que comparten su misma condición de salud en la primera clase deportiva organizada por el Policlínico de Diabetes del Hospital de La Serena que se llevó a cabo en las instalaciones de Vive Full Deportes.

“Todos estábamos motivados, nos reímos mucho, lo pasamos súper bien. Desde que soy paciente nunca había tenido una experiencia como la de hoy, fue genial, la motivación del equipo es muy buena, son increíbles aunque no tenga control uno puede ir y hacerles consultas, ellos son muy motivados para todo y de hecho les agradezco porque si bien yo hago deporte, no tengo contacto con personas de la misma condición mía y en esta actividad pude compartir con jóvenes que viven igual que yo, por eso le agradezco mucho al equipo de salud”, comentó Rodrigo Cid, paciente diagnosticado desde los 13 años con diabetes y se mantiene en control en el Hospital de La Serena.

Con esta iniciativa el equipo de salud pretendía acercar a los pacientes y sacarlos del hospital a un espacio libre donde pudieran realizar actividad física en instalaciones de buen nivel, por ello realizó este primer taller deportivo enfocado en pacientes diabéticos tipo 1. “Educamos a nuestros pacientes en torno a la actividad física, para ello realizamos mediciones de glicemia antes y después del ejercicio para comprueben cómo se comporta, aprendimos sobre técnica deportiva y manejo de carbohidratos durante la actividad. Sin duda es una forma de acercar el hospital a los pacientes para que vean que no solo hacemos atenciones en box” explicó Bárbara Zepeda, nutricionista del policlínico de diabetes del Hospital de La Serena.

“El deporte no solo tiene beneficios para los pacientes diabéticos, sino que para todas las personas y eso es importante que lo tengamos bien presente. La actividad física es especialmente beneficiosa porque mejora la masa muscular y en la gente diabética eso hace que se regule mejor las glicemias, son más sensibles a la insulina por lo tanto si son diabéticos pueden usar menos dosis y en general tienden a estar más estables, con menos variabilidad durante el dia, lo otro que hace es que el deporte genera niveles de endorfinas que generan bienestar y uno anda más tranquilo por la vida así que es recomendable para los diabéticos y no diabéticos”, explicó la doctora Claudia Barría, médico endocrinólogo diabetólogo del Hospital de La Serena.

La especialista encabeza el equipo del policlínico de diabetes del hospital regional quienes están en una fuerte cruzada educativa con los pacientes en control ya que han cambiado de paradigma y desde hace un tiempo la consigna es “Usted Sí Puede”, puede comer de todo y hacer cualquier tipo de actividad física. El equipo multidisciplinario conformado por médicos especialistas en diabetes, enfermeras, nutricionista y psicóloga, señalan que no ha sido fácil alejar antiguos mitos en sus pacientes, por ello han decidido acompañarlos y educarlos a través de iniciativas que incluyen atenciones en box y también talleres lúdicos junto a las familias para que aprendan a alimentarse en forma saludable e incorporen el ejercicio a su vida diaria, con el propósito de lograr un mejor manejo de su condición y tengan adherencia al tratamiento.

Así nacen iniciativas como la primera tarde deportiva donde pacientes y equipo de salud aprendieron de expertos en deporte cómo hacer actividad física de manera segura realizando ajustes según el comportamiento glicémico de los pacientes.

“Lo que hemos hecho en el policlínico es trabajar desde la persona con una visión más integral poniéndonos nosotros en el lugar del paciente y en la realidad que ellos viven. Antiguamente se le indicaba que tenía que dejar de comer ciertas cosas o no podía hacer ciertas actividades, nuestro discurso como equipo es todo lo contrario; dinos qué haces y nosotros nos adaptamos con el tratamiento y nos adaptamos a tu forma de vida, además los educamos y les entregamos herramientas con respecto a la condición de diabetes para que, en los minutos en que no estamos al lado ellos, puedan tomar buenas decisiones con respecto a su salud”, precisó la doctora Claudia Barría.

Los profesionales del policlínico de diabetes permanentemente buscan alternativas que les permitan diversificar las estrategias de educación para sus pacientes y en esa búsqueda se contactaron con un equipo de expertos en deporte y tras algunas coordinaciones lograron realizar una lúdica tarde de actividad física. “La actividad que realizaron los alumnos consistió en un entrenamiento base que se separa en tres etapas, la primera es un calentamiento donde realizamos una activación del cuerpo, luego hacemos un trabajo específico con una intensidad mayor para luego finalizar volviendo a la calma inicial elongando adecuadamente para que no tengan repercusiones post entrenamiento”, explicó Sebastián Cortes, administrador de Vive Full Deportes.

“Cuando nos plantearon la idea, inmediatamente dijimos que sí porque llevamos 10 años fomentando la actividad física como un estilo de vida, para nosotros el deporte aporta tanto a la persona como a la sociedad a través de valores positivos. Estamos muy contentos de haberlos recibido, como equipo quisimos guiarlos para que rompieran el mito de que la actividad física era una limitante para ellos, por eso los invitamos a nuestro centro deportivo” puntualizó Cortés. .

Además, el equipo de Vive Full Deportes invitó a la pesista regional Rocío Urrutia para que pudiera compartir su experiencia de vida con los pacientes, “ha sido hermoso motivar a otras personas que hagan deporte porque es súper sano, ayuda a los niveles glicémicos y se pasa bien. Yo hago levantamiento de pesas hace 9 años y soy diabética hace 12 años. Adaptarse a una condición que te acompañara de por vida es un proceso largo y muchas veces difícil, pero he tratado de que no sea así, lo primordial es tener actitud y quiero que todos los jóvenes sepan que sí es posible”, sostuvo la deportista que ya se prepara para los panamericanos.

En tanto, Rodrigo Cid, paciente con diabetes tipo 1 cuenta que siempre le ha gustado hacer deporte pero también reconoce que existen muchos mitos en torno a las restricciones que tienen los diabéticos, “hay personas que les da miedo practicar deporte porque les da miedo que se les baje el azúcar y les dé hipoglicemia, pero yo siempre me mido antes de hacer un poco de ejercicio, aunque sea mínimo, veo como están mis niveles y me corrijo. Es un mito que nosotros no podemos hacer actividad fisca, nos sirve demasiado hacer ejercicios porque así aprendemos a controlar nuestro cuerpo”, comentó el joven.

Por su parte, Karina Godoy, paciente que ha tenido prácticamente toda su vida diabetes indica que “últimamente he incorporado más la actividad física ya que igual me mantiene los controles más estables. Yo creo que llegó una instancia súper motivadora porque antes la diabetes en niños y jóvenes era tabú, solo se hablaba de esta condición en adultos, me parece fantástico que el equipo de salud se motive y nos ayude y apoye. Me pareció súper grato el ambiente y me ayudó mucho poder compartir las experiencias con otras personas iguales a mí, sé que se puede y se puede más”.

Bárbara Zepeda, nutricionista del equipo de diabetes del Hospital de La Serena sostuvo que “ayudamos a nuestros pacientes a vencer sus temores porque siempre piensan que se pueden descompensar. El nuevo modelo de trabajo nos insta a hacer esfuerzos diferentes y es lo que estamos trabajando en cada taller práctico, es una forma que ellos tienen de sacar o desestructurarse de una enseñanza antigua basada en la restricción física y alimenticia, lo que les producía ansiedad y los hacía sentir diferente a los otros niños”, comentó la profesional.

Compartir en .....