Visita TPC 3

Alianza público – privada permite capacitar a pequeños productores de uva del Valle de Elqui

En el Terminal Puerto Coquimbo (TPC) se llevó a cabo un taller sobre el proceso de exportación de fruta, dirigido a 8 pequeños productores de uva de mesa del Valle de Elqui quienes, desde principio de año, se encuentran en un proceso de capacitación para  crear una cooperativa y exportar de manera más eficiente sus productos al extranjero.

La actividad se enmarca en el proyecto denominado Nodo “Fortalecimiento Pymes Uva de Mesa – Valle del Elqui”, que es ejecutado por el Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Católica del Norte (IPP), financiado por Corfo y llevado a cabo gracias al trabajo de la Asociación de Exportadores de Fruta de Chile (ASOEX).

Los productores pertenecen al sector de Peralillo, ubicado en la comuna de Vicuña, y ya han participado de diversas actividades, completando a la fecha más de 200 horas en capacitaciones. En esta última se les explicó en detalle el proceso de exportación, con una visita guiada por el puerto y donde profesionales del TPC, la Dirección Regional de Aduanas y el SAG les explicaron sobre sus respectivas funciones, competencias y el modo en que operan a la hora de exportar frutas.

Al respecto, Daniela Henríquez, Directora Alterna del IPP-UCN, señaló que una de las preocupaciones de los productores se relaciona con el  “proceso que viene después de entregar la fruta a la exportadora, porque una vez que se constituyan como cooperativa, el objetivo es exportar directamente al extranjero, sin tener que pasar por un intermediario, en el sentido que la asociatividad los hace más fuerte y consolidados para poder hacer algo así”.

En este sentido, Alejandro Gómez, jefe de Planificación  y Control del Puerto de Coquimbo, se refirió a lo que aprendieron los productores en este taller, destacando que conocieron el proceso “desde que se hace el negocio hasta que embarcamos la uva en TPC y, posteriormente, se descarga en destino. Buscamos mostrarle todos los factores logísticos de cómo se embarca, se descarga, el proceso de packing, transporte, etc.  En resumen, todo lo necesario para que puedan exportar directamente”.

En tanto el Director regional de Aduanas, Alejandro Iturra, valoró las capacitaciones y el esfuerzo conjunto entre organismos públicos y privados. “Pensamos que sería bueno, teniendo en cuenta que esta es una zona agrícola, ver alternativas de trabajo con exportadores. De esa forma llegamos al puerto de Coquimbo y a la UCN, quien ya venía trabajando con este grupo de pequeños productores. Buscamos que comprendan perfectamente cuáles son las complejidades que significa la exportación, ellos hoy lo hacen mediante grandes exportadores. Aquí en la zona están los mejores ejemplos de cooperativismo en Chile, por el lado del pisco por ejemplo, y que han sido muy exitosos. Esto se traduce en que los costos de las operaciones, al poder negociar elementos para la producción, pueden mejorar”, aseguró.

La unión hace la fuerza

La idea de trabajar de manera conjunta y poder conformar una cooperativa nace de los mismos productores a raíz de la crisis de la uva flame, la que, entre otros aspectos, ha provocado una disminución de la demanda, afectando directamente los precios que alcanza el producto a nivel internacional.

“Este proyecto es bastante positivo. Uno va aprendiendo cada día más y se interioriza sobre la comercialización de la fruta. La agricultura ha pasado por una situación difícil, por los precios de la uva flame y por la misma sequía. Lo que necesitamos como productores es que este negocio sea cada día sea más transparente y competitivo.  La agricultura hay que rentabilizarla y como pequeños agricultores resulta esencial la asociatividad”, asegura Mariano Rodríguez, representante de la Agrícola Santa Raquel.

Es así como, para asegurar la competitividad y posicionamiento en el mercado de estos pequeños productores, se ha creado este Nodo, que ha permitido realizar una serie de talleres y giras de capacitación. Al respecto, Daniela Henríquez, directora alterna del IPP de la UCN,  agrega que, desde principio de año, cuando comenzaron las capacitaciones, los productores “han interactuado y aprendido con diferentes actores. Desde lo productivo, donde nos está colaborando el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA); desde lo comercial, donde nos colaboró la Escuela de Ciencias Empresariales de nuestra Universidad; desde lo legal, que lo estamos trabajando con la Clínica Jurídica de la Facultad de Ciencias Jurídicas de nuestra universidad, y también desde nosotros, que nos hacemos cargo como IPP de la línea de asociatividad y de fortalecer la organización”.

Compartir en .....