Redes-Sociales

Cuidado con lo que publicas: el 87 % de los empleadores te googleará antes de contratarte

Año a año miles de usuarios se unen a las redes sociales del momento. Allí es posible crear un perfil virtual y compartir desde fotos personales, hasta opiniones de variados temas. Todo puede parecer beneficioso, excepto cuando tú empleador logra encontrar aquellas publicaciones que no querías que viera.

El éxito que han tenido las redes sociales radica en la libertad que les han dado a los usuarios para compartir prácticamente lo que ellos quieran. Facebook fue uno de los pioneros en este sentido y sigue siendo utilizado por millones de personas, al igual que Twitter. No obstante, otras redes como LinkedIn, Instagram, Snapchat, Tumblr, entre otras, han aumentado el catálogo de redes.

La presencia en estos sitios va creando un perfil virtual que puede decir mucho de la persona. Las nuevas funcionalidades creadas por estas redes, permiten saber cuáles son sus gustos personales, sus pasatiempos, quiénes componen su familia, dónde estudió y en qué lugar se trabaja, inclusive en algunos casos permite conocer la zona en donde el usuario vive. Todos estos datos pueden llegar a ojos de personas desconocidas, que pueden no tener muy buenas intenciones. Sin embargo, también las publicaciones pueden alcanzar la curiosa mirada de quien menos pensabas: tu empleador.

Tu empleador podría estar viéndote

¿Qué tan cierto es que los reclutadores de personal investigan a la gente en redes sociales y Google antes de contratarlos? Hay mucho de cierto. Según el portal de empleo Trabajando.com, la gran mayoría de los empleadores sabe cómo rastrear los datos de sus candidatos a través de las diferentes redes sociales. La poca privacidad que tienen los usuarios, hacen de esto una tarea no muy difícil. Esta realidad se vio plasmada en el IV Informe de Infoempleo y Adecco sobre redes sociales y mercado de trabajo, en donde se demostró que el 87 % de los reclutadores reconocen investigar a sus posibles candidatos observando el comportamiento que tienen en internet.

Sumado a lo anterior, el mismo estudio afirma que el 28 % de los empleadores termina rechazando a un postulante debido a lo que publica en sus perfiles. Las razones del rechazo tienen directa relación con la publicación de contenido poco apropiado, que promueva diferentes aspectos considerados como negativos, como lo son el uso de la violencia y el consumo de drogas. Con el nivel existente de desempleo en el país, es mejor tomar resguardos al momento de buscar un empleo.

Precauciones a tomar

Según  Uri Martinich, experto SEO de la agencia ROI: “En estudios realizados por Microsoft en conjunto con Cross-Tab (2010) y por BranYourSelf (2011), se determinó que el 70 % de las empresas había rechazado a un postulante por lo que encontró en Google al buscarlos”. Es por esto mismo que hay distintas  precauciones que se pueden tomar a la hora de ocupar las diferentes redes sociales.

En primer lugar hay que tener bien claro quiénes son aquellos que pueden ver nuestro contenido. Para ello hay que revisar quiénes son nuestros seguidores y hacer una limpieza en el caso de que se tengan personas o cuentas indeseadas. Sin embargo, todo esto puede ser inútil si no se tiene control de la privacidad de las publicaciones. Plataformas como Instagram y Facebook tienen la opción de hacerse privadas en su totalidad, permitiendo así tener el control del alcance de los contenidos subidos a internet.

No obstante el mejor consejo en este sentido controlarse uno mismo y no subir contenido del que te arrepentirás mañana. Hay que evitar subir post, imágenes o vídeos que dejen en peligro nuestra reputación. Lo mismo puede aplicarse a la hora de compartir contenidos ajenos que puedan incitar al odio o la violencia, e incluso a promover actitudes indebidas. El mundo actual está cada día más conectado y las barreras que antes nos permitían proteger nuestra privacidad van desapareciendo. La imagen que uno crea en las redes sociales va cobrando cada vez más un valor importante, en las diversas áreas que componen nuestro diario vivir.

Compartir en .....