Departamento-niños

¿Departamento con niños?: Disfruta y no sufras

Vivir en departamento y tener niños pequeños es un desafío constante. Tanto por el poco espacio del que se dispone, como por la constante actividad de los regalones, lo cierto es que es la única manera de pasarlo bien es usar la creatividad, cultivar una actitud zen, centrarse en lo importante y no dejar que el desorden, el ruido o los inevitables rayones en tus muebles te desanimen.

“Pensar los espacios según la familia está compuesta es una decisión que requiere una gran planificación. Si quieren tener muchos hijos, mascotas, o simplemente disfrutar con la pareja, amigos o familia, deben crear los ambientes adecuados para ellos y eso se hace desde el momento de la construcción de la vivienda o de la compra de la misma, es más conveniente que remodelar sobre la marcha”, explica Yanira Bolívar, experta en productos arquitectónicos de Hunter Douglas.

Una buena medida, cuando te mudes a tu primer departamento es elegir con tu pareja muebles firmes, robustos y de materiales resistentes. Que el criterio práctico prime por sobre el estético, aunque si puedes conciliar ambos y encuentras muebles tan hermosos como durables, te ganarás la medalla de los Decoradores 3.0.

Además, para evitar el desparramo de libros, juguetes y ropa de tus pequeños querubines en tu casa, es una medida excelente instalar cajones con ruedas, canastos o baúles debajo de la cama de los niños y tener unos cuantos canastos estratégicamente ubicados en el living. Además de aprovechar un espacio que históricamente se pierde en las habitaciones, le enseñarás a tu hijo una valiosa lección de orden y organización que lo acompañará toda su vida.

Otra buena idea es usar pintura lavable en las paredes de su habitación o instalarle varias pizarras, de manera que pueda explotar libremente sus talentos artísticos cuando se le dé la gana y tú no tengas que sudar frío cada vez que lo veas sonriendo con un lápiz en la mano y te preguntes en dónde dejo su firma el pequeño Dalí.

Asimismo, para evitar sobresaltos y accidentes caseros es imprescindible que asegures también las ventanas de tu departamento e instales rejas de protección en cada una de ellas y en el balcón si es que existe, de manera que tus pequeños no puedan asomarse, ni se expongan a riesgos innecesarios.

Por último, pero no por ello menos importante, hazte el hábito de salir diariamente con tu hijo, aunque sean 45 minutos a disfrutar del aire libre y caminar por el barrio. Seguro existe alguna plaza de juegos cercana, una cancha o un sitio eriazo donde jugar un rato juntos. Te aseguro que ese tiempo que le dediques y compartas con él se quedará en su mente para siempre.

Niño feliz

Pablo Cepeda, ingeniero, 37 años, compró hace poco tiempo su primer departamento y su hijo de 6 años ya revisó y aprobó la calidad y funcionalidad del lugar. “El primer día, se lo pasó saltando en mi cama y corriendo como loco por todo el departamento. Estaba contento, porque sabe que ahora vivimos más cerca y eso es lo único que me importa”, aseguró.

Respecto a la decoración que ha primado en la habitación que ocupará su hijo ─y que se encuentra al lado de la suya─, asegura que lo más importante es que cuenta con muebles firmes y seguros, ya que los detalles como cortinas y cuadros para las paredes los elegirán en conjunto, de acuerdo a los gustos particulares de su pequeño. “Será otra aventura que disfrutaremos juntos”, apunta orgulloso.

Compartir en .....