Fuenzalida-Pisco

No más vandalismo y destrucción

Mientras escribo esta columna hay miles de micro, pequeños y medianos empresarios de nuestro país que están analizando cómo van a cumplir con sus obligaciones tributarias, bancarias y lo más preocupante, cómo van a hacer para cumplir con el pago de los sueldos de sus colaboradores. Ellos saben que, tras un trabajador hay una familia que se puede ver afectada.

Muchos de ellos están pensando en tomar algunas de las decisiones más dolorosas de un emprendedor; cerrar sus negocios o despedir parte de sus colaboradores. Muchos de estos emprendedores se preguntan cómo llegamos a una situación así; y aunque todos respetan y comparten las demandas sociales y quieren tener un país menos desigual, no entienden por qué un grupo de vándalos, se ensañaron con ellos y los dejaron en esta situación.

Es que han sido semanas en la que los delincuentes -cuidadosamente organizados y amparados en las legítimas manifestaciones- han saqueado, quemado y destruido nuestro pequeño y mediano comercio en La Serena y Coquimbo. No les importó los años de esfuerzo, los sacrificios y llantos de quienes los forjaron.

Miles de millones de pesos serán necesarios para recuperar infraestructura pública dañada. Hoy, los edificios, de estilo colonial de La Serena están cubiertos de maderas y latones para evitar nuevos ataques. Se trata de una fea postal para nuestros vecinos, niños y visitantes. Muchos extrañamos a esa ciudad tranquila y señorial, pero hoy más que nunca los ciudadanos están buscando volver a la normalidad y retomar sus actividades diarias.

El gobierno ya anunció una Agenda Social que se encuentra en pleno desarrollo, y que considera medidas sobre pensiones, salud y medicamentos, ingreso mínimo garantizado, disminución de tarifas eléctricas, impuestos para los sectores de mayores ingresos, reducción de la dieta parlamentaria, plan de reconstrucción, entre otras.

Pero para seguir adelante, también se requiere paz social y tener un país en calma, es por ello el gobierno dio a conocer una agenda para resguardar el orden público y proteger la seguridad ciudadana, con ello se podrán endurecer las sanciones contra quienes cometan saqueos y realicen delitos contra el orden público con barricadas y dijo que le pondrá urgencia al proyecto que pena con mayor rigor a los encapuchados en actos de violencia.

Para que Chile vuelva funcionar y crecer, habrá miles de chilenos que saldrán de madrugada de sus casas, levantarán las cortinas de sus negocios y volverán a trabajar para tener una mejor calidad de vida, pero ello sin dejar de hacer escuchar su voz fuerte ante las desigualdades. Se puede conciliar el trabajo y la lucha por demandas sociales, siempre y cuando se haga de manera pacífica y sin afectar a los demás, eso también es parte de la democracia.

Por: Juan Manuel Fuenzalida – Diputado.

Compartir en .....

One Comment

  1. Porque carabineros los deja actuar y atacan a las personas de la marcha ?
    Será muy tonta mi pregunta !!