Luis-Arancibia

Emprendimiento de La Serena es uno de los ganadores de Impulso Chileno

A sus 46 años, Luis Arancibia se autodefine como minero, vendedor y pequeño emprendedor. Será porque le ha tocado pasar por todos esos roles en su vida. Incluso fue dueño de una tienda de ropa en el centro de La Serena, pero el negocio no iba bien. El arriendo del local era muy alto y las deudas amenazaban con acabar con su inversión y dejarlo en la ruina. En esta situación se encontraba cuando tuvo que hacer un muro en su casa. No quería incurrir en gastos innecesarios, pero tampoco encontró en el mercado buenos bloques de hormigón,  así que tomó la decisión de hacerlo por cuenta propia.

Recuerda que su emprendimiento partió hace 5 años, primero “buscando un terreno y, dado que no tenía recursos, me instalé muy precariamente en un lugar donde no había nada, no tenía ni luz. Trabajaba con generadores, había una letrina, no teníamos oficina, no había comedor, pero igual me servía para fabricar los bloques”, relata Luis, quien se reconoce como autodidacta. “Primero fabricaba 100 bloques en un día, luego 200. Actualmente logramos hacer hasta 200 en una hora”, agrega.

Para llevar a cabo sus labores cuenta con un pequeño camión y la colaboración de dos adultos mayores, ya jubilados, Daniel González y Gabriel Laguez, quienes con 76 años  trabajan con él en la producción y carga del producto.

En un comienzo recuerda que los bloques eran completamente de concreto, pero fue notando que el peso de ellos significaba un gran esfuerzo para sus trabajadores y para el camión que los transportaba. Así que decidió buscar una manera de hacerlos más livianos y, al mismo tiempo, poder contribuir al medioambiente. Primero probó integrando a la mezcla caucho, plumavit, y otros elementos, pero ninguno de ellos le resultó, según comenta.

“Hasta que probé con botellas de plástico y tras prueba y error, logré bajar el peso de cada bloque”, cuenta Luis. Un segundo obstáculo se presentó con la trituración del material. Cuenta que comenzaron con tijeras, pero, claramente, no era un método eficiente. Así que con mucho esfuerzo, compró una máquina trituradora de segunda mano.

“Hoy somos el único emprendimiento, y el primero en Chile, en crear bloques de hormigón ecológicos a partir de botellas de plástico, todo en base al ingenio”, relata con mucho orgullo. “Por bloque son aproximadamente 19 a 20 botellas y en una semana se fabrican aproximadamente 4.000 bloques, por lo que serían como 80.000 botellas recicladas a la semana”, explica el constructor.

Dada la escasez de puntos limpios en la ciudad, la recolección de botellas las realiza con ayuda de sus vecinos, amigos y los dueños de los negocios del barrio ofreciéndoles contenedores de reciclajes donde se almacenan todo tipo de envases de plástico como, por ejemplo, detergentes, shampoo, aceite y cloro, lo que retira entre 2 a 3 veces por semana.

En el fondo es un proyecto que aporta a la economía circular y que pretende seguir ampliando con la ayuda de  Impulso Chileno, para así seguir creciendo y comprar una nueva máquina trituradora y un camión utilitario para la recolección del plástico.

“Postulé con harta emoción, porque he golpeado muchas puertas. Me siento un afortunado porque no me ha sido fácil el acceso a financiamiento a través de la banca. Entonces, haber quedado entre los 200 finalistas de la primera etapa, ya era un logro”, cuenta Luis.

Impulso Chileno es un concurso de emprendimiento patrocinado por la Fundación Impulso Inicial, de Andrónico Luksic Craig y su familia, en colaboración con la incubadora Socialab y la Escuela de Administración UC. ¿Su objetivo? Apoyar a los emprendedores chilenos que tengan una idea o negocio para sacar adelante sus proyectos. En su segunda versión, el concurso premiará a los 60 seleccionados finales; los 20 primeros lugares recibirán $10 millones, los 20 que les secundan recibirán $5 millones y los 20 terceros serán beneficiados con $3 millones en financiamiento para su proyecto. Además contarán con el apoyo durante 6 meses de los mentores del MBA UC y clases con profesores de la Escuela de Administración UC. Impulso Chileno recibió más de 5.000 postulaciones, de las cuales se obtuvieron 200 semifinalistas. El 15 de octubre se dieron a conocer sus 60 finalistas. La final está programada para enero de 2020.

Compartir en .....