Habitación-fresca

Consejos para mantener fresca nuestra habitación en verano

En tiempos en donde el calor agobia más que en otros meses, es necesario tomar medidas. Existen diferentes métodos para bajar la temperatura de la habitación y de otros lugares del hogar.

Amigo de las cortinas y ventanas

Invertir en aire acondicionado puede solucionar el problema del calor, sin embargo, puede resultar muy costoso ya que consume mucha energía. Una alternativa más viable es controlar de manera inteligente el calor que entra en las habitaciones. Para ello, es indispensable saber cuándo abrir o cerrar las ventanas, y de igual manera, en qué momento abrir o cerrar las cortinas.

Está comprobado que, al cerrar las ventanas durante el día, puede disminuir aproximadamente en 6°C la temperatura del hogar en general. Es por esto, que es recomendable cerrar las ventanas apenas salga el sol, así se evita que el calor se propague por el dormitorio y las demás habitaciones. Asimismo, se recomienda abrirlas durante la madrugada con el fin de refrescar la casa con la brisa nocturna.

Pero durante el día, el uso de cortinas es sumamente necesario. Esto se debe a que tienen las propiedades necesarias para repeler el calor externo y mantener fresca la vivienda. Al tapar las ventanas con cortinas, se refuerza la barrera contra las altas temperaturas.

En este último punto, los expertos en cortinas y persianas de Reggia comentan: “Es conveniente utilizar cortinas blackout, ya que su grosor permite repeler con mayor fuerza el aire caliente. O por ejemplo, existen cortinas roller impresas que son una alternativa más cómoda debido a la facilidad de uso y el nivel de cobertura que tienen de las ventanas, además que pueden ser personalizables”.

Hogar moderno y eficiente

Modernizar el hogar no significa gastar un dineral. Existen variadas formas de hacerlo y muchas de ellas ayudarán a la tarea de disminuir el calor. Uno de los consejos más útiles va de la mano con las bombillas. Las viejas bombillas, utilizan una gran cantidad de energía que se traduce en más calor. Cambiándolas por su versión LED, aparte de ahorrar dinero, también se disminuirá la temperatura del lugar en donde estén instaladas.

Varios de los aparatos electrónicos emiten calor al estar encendidos. Mientras más nuevos sean, menor será el calor que emitirán. No obstante, si en la habitación hay una gran cantidad de ellos, es preferible mantenerlos apagados si no se están utilizando.

La modernidad va de la mano con la eficiencia. Una vivienda eficiente, es aquella que utiliza los elementos que tiene para lograr un objetivo, que en este caso acabar con el calor. Por ejemplo, a la hora de cocinar es mejor mantener el calor aislado, ya sea con una puerta o con una cortina para cocina.

Adapta el hogar como lo haces contigo

Es bien sabido, que en verano es mejor evitar los tonos oscuros en la ropa, ya que atraen el calor. De igual forma, el hogar puede vestirse para la ocasión. Es esencial cambiar los tipos de tela y los colores utilizados en diferentes partes.

Para las sábanas y frazadas, por ejemplo, es mejor utilizar telas 100% algodón. Son algo más caras que las demás, pero ayudan a mantener más fresco el cuerpo a la hora de dormir. Cambiarlas habitualmente debe convertirse en un hábito en épocas de calor extremo.

Para las telas de las cortinas y otros elementos, hay que fijarse en el color que se elige. En verano es aconsejable seleccionar colores claros como el amarillo o el naranja, que son capaces de repeler el calor. Para las habitaciones de niños es más fácil encontrar cortinas infantiles de colores vivos.

Otro consejo va de la mano con el agua. Cuando hay calor, las personas suelen mojarse un poco. Si hay plantas en el hogar o un jardín amplio, es ideal regar durante el día, ya que esto creará una atmósfera agradable y fresca.

Compartir en .....