RoboCables

Alarmantes cifras de robos de cables de internet y telefonía impactan a miles de personas y servicios claves

El robo de cables de telecomunicaciones, que entregan internet y telefonía a los hogares, se ha convertido en la principal causa de interrupciones de servicios en algunas comunas de la Región Metropolitana y regiones, tanto en zonas urbanas como rurales. Durante el primer trimestre 2020, entre las zonas más afectadas de la capital, se encuentran Quilicura, Maipú, La Florida, Estación Central y San Miguel, entre otras. Mientras, Calama, Concepción y Rancagua son las que registran más delitos en regiones (ver listado completo abajo).

Así lo señala Movistar Chile, compañía que reporta un fuerte incremento de estos delitos en el primer trimestre 2020, en comparación con 2019, llegando a niveles históricos y alarmantes. De hecho, al estudiar las 10 comunas más afectadas por estos delitos, los robos de cables aumentaron en más del doble, es decir, en un 140% considerando los tres primeros meses del año respecto a igual periodo de 2019. Mientras, si se toman las cifras a nivel país, el crecimiento de los robos supera el 63% de crecimiento en 2020.

Ejemplos gráficos son aquellos casos donde el mismo cable ha llegado a ser repuesto hasta en 60 veces, debido a los delitos reiterados. Además, desde la compañía indican que, producto de los robos, en muchas ocasiones también se ven dañadas las redes de fibra óptica, requiriendo complejos procesos de reparación, perjudicando así la conectividad de una red de alta velocidad, que ha sido destacada como la más estable y eficiente en la emergencia del Covid-19.

Cifras de la operadora indican que, en la actualidad, un 80% de las incidencias de la red son a causa de robos de cables de cobre, situación que perjudica especialmente a las familias que deben trabajar o estudiar desde sus hogares, y que quieren mantenerse conectadas con sus seres queridos, producto de las medidas de confinamiento por Covid-19. Para entender el impacto, en 2019 y lo que va de 2020 se ha registrado el robo de más de 520 kilómetros de cables a nivel nacional. 

DELITOS DE CRIMEN ORGANIZADO

Los cortes de servicio producto de robos y vandalismo contra la red no solo perjudican a los clientes hogar, sino también a servicios de emergencia, centros de salud, sistemas de pago, cajas vecinas, instituciones públicas y privadas; todas, entidades de suma relevancia en el contexto actual de la emergencia.

“Como compañía, estamos realizando todos los esfuerzos técnicos para reparar de forma acelerada los robos y cortes de cable, e incrementando las medidas de seguridad para evitar que nuevos clientes vean interrumpidos sus servicios”, indica Antonio Bueno, director de Tecnología de Movistar Chile.

El ejecutivo agrega: “Sin embargo, la reiteración de los delitos de forma sucesiva hace cada vez más complejas las respuestas. Las reparaciones dependen mucho de la magnitud del robo, ubicación, y tipo de cable afectado. Hay casos donde los trabajos pueden extenderse por varios días o semanas, especialmente en donde la ocurrencia reiterada de delitos en una misma zona, dificulta el restablecimiento de los servicios”.

Cabe resaltar que estos delitos están asociados a bandas de crimen organizado, quienes roban los cables para luego vender el material en el mercado negro, especialmente chatarrerías formales o informales. En estos lugares se reducen las especies, evadiendo tributos e impuestos, y afectando a miles de familias y hogares, especialmente las más vulnerables.

ROBOS DURANTE TOQUES DE QUEDA

El llamado de la compañía es denunciar estas situaciones al número de denuncia anónima 800 441 441, cuando personas sean testigos de un robo, daño o situación sospechosa en torno a la red de telecomunicaciones.

En los últimos tres años, se han contabilizado más de 200 detenidos por este delito en distintas comunas del país. En ese sentido, desde Movistar recalcan la necesidad de prevenir nuevos delitos en conjunto entre la comunidad de vecinos afectados, las policías y guardias municipales, y durante el estado de excepción, las Fuerzas Armadas.

“Muchos de estos delitos están ocurriendo incluso en horarios de toque de queda. Es clave potenciar estas alianzas, que en instancias anteriores han permitido diversas incautaciones de material robado. Una de las más grandes se registró en enero de 2020, en Colina, donde se recuperaron más de 80 toneladas de cobre robado”, relata Antonio Bueno.

CLIENTES AFECTADOS RECIBIRÁN DESCUENTOS

Desde Movistar Chile aseguran que todo cliente afectado por una falla masiva por robo de cables ha recibido su descuento correspondiente, lo que se reflejará en sus boletas futuras, ya sea de aquellos casos que hayan sido identificados proactivamente o bien en aquellos que son alertados a partir de reclamos específicos.

La compañía recuerda que ha reforzado sus diversos canales de atención digital, para privilegiar así el uso de la App Mi Movistar y la Sucursal Virtual disponibles 7×24 para sus trámites. También está disponible el Call Center 600 600 3000, donde día a día se sigue brindando atención, teniendo en cuenta esta situación de emergencia nacional.

COMUNAS MÁS AFECTADAS REGIÓN METROPOLITANA (PRIMER TRIMESTRE 2020)

Quilicura (46 robos); San Miguel (43 robos); Maipú (43 robos); Melipilla (35 robos); Conchalí (32 robos); Colina (30 robos); San Ramón (29 robos); Lampa (27 robos); La Cisterna (24 robos); La Florida (22 robos); Ñuñoa (22 robos); Estación Central (22 robos); La Granja (22 robos). Otras comunas afectadas por este tipo de delitos han sido Pirque, María Pinto y Peñaflor.

COMUNAS MÁS AFECTADAS A NIVEL NACIONAL (PRIMER TRIMESTRE 2020)

Calama (69 robos); Concepción (49 robos); Rancagua (48 robos); Quilicura (46 robos); Maipú (43 robos); San Miguel (43 robos); Viña del Mar (41 robos); Melipilla (35 robos); Conchalí (32 robos); Colina (30 robos).

Compartir en .....

One Comment

  1. Y las empresas telefónicas roban al pueblo linda wea