Comida-Saludable

Manejar la ansiedad y cuidar nuestra alimentación en medio de la crisis sanitaria

Mantener una dieta balanceada en medio de la crisis sanitaria generada por el coronavirus SARS-CoV-2, se ha convertido en todo un reto para muchas familias que se vieron obligadas a modificar sus rutinas y a permanecer más tiempo en casa.

Sin embargo, hay ciertas pautas que se pueden seguir para no caer en malos hábitos alimenticios. Al respecto, conversamos con Marcela Ñunque González, académica de la carrera de Nutrición y Dietética de la Facultad de Medicina en la Universidad Católica del Norte (UCN), sede Coquimbo, quien puntualiza una serie de recomendaciones para evitar comer en mayor cantidad en los momentos que nos invade la ansiedad.

En el contexto de la pandemia muchas personas están comiendo más, ya sea porque tienen el refrigerador de su hogar a disposición o compran mayor cantidad de alimentos procesados ¿A qué se debe esta tendencia?

“Lo más importante es identificar que yo no estoy sintiendo hambre porque necesite ingerir más alimentos, sino que probablemente todo lo que esté pasando a nivel ambiental, es decir, lo que transmite la televisión, lo que las redes sociales me entregan, la situación en Chile, y el estado de cuarentena generan factores estresantes en mí, que estoy canalizando a través de mis deseos de comer un alimento en específico.

Las manifestaciones a nivel corporal van a ser muy diversas y dependen de cada uno. Por ejemplo, hay personas que frente al estrés se les elimina el apetito y no tienen ganas de nada o incluso pueden tener malestares digestivos, y otras que en cambio desarrollan mucha ansiedad. En ese contexto, hay que definir qué es lo que realmente siento; si es miedo, frustración, rabia, y preguntarse qué es lo que me está gatillando esto, qué quiero canalizar a través de la alimentación.

Luego que lo identifico puedo tomar otro tipo de decisiones y reconocer que no necesito comer un alimento porque me falte energía. En ese momento podría salir al patio a mirar el cielo, hacer ejercicios de respiración para tratar de bajar la ansiedad o tomar agua e hidratarme, porque muchas veces uno confunde tener sed con hambre.

¿Y si ninguna de estas medidas funciona?
Si nada de esto funciona se puede comer algún alimento. La recomendación es evitar los snacks altos en calorías, grasa y azúcares, porque finalmente no van a aportar otro tipo de nutrientes beneficiosos. Los dulces, chocolates, galletas, alfajores, pasteles, si bien van a generar una sensación de bienestar momentánea, es por un lapso de tiempo muy corto, además por el hecho de tener un alto contenido de azúcar simple, no genera mucha saciedad.

En ese sentido lo mejor es elegir alimentos como verduras cortaditas en bastones, más que nada para generar el efecto de estar masticando algo, o hacer un jugo de fruta. Si han comprado fruta en cantidad, recomiendo que las congelen y luego coman tipo helado”.

¿Qué comidas y combinaciones saludables se pueden preparar?
“La invitación siempre es a comer alimentos que sean altamente nutritivos. El espacio que nos da la casa también genera un ambiente en el que podemos invertir un poco más de tiempo en la preparación alimentaria, de hecho mucha gente ha aprendido a cocinar en la cuarentena y la idea es volver a los platos tradicionales, los cuales incorporan carnes, pescados y pollo, si es que se tiene acceso, porque habitualmente son la fuente proteica que necesitamos, y mezclarlos con verduras.

Si bien la alimentación no previene el contagio, sí puede mejorar nuestro sistema inmunológico y cómo nos enfrentamos al coronavirus, por lo tanto es importante la inclusión de frutas y verduras en la dieta.

Para quienes no tengan acceso a las proteínas, bien sea porque su precio es alto, porque no pueden salir tantas veces a comprar o tienen una dieta diferente, otra alternativa son las legumbres. Al ser productos no perecibles, podemos guardarlos por mucho tiempo bajo las condiciones de no exponerlos al sol y sin tanta humedad, además tienen varias formas de prepararse (…) en humus que sirve para untar el pan, como aderezo, o acompañamiento de ensaladas”.

¿Y qué se sabe de los nutrientes que nos pueden ayudar a combatir el coronavirus?
“Actualmente no existe evidencia respecto a los nutrientes específicos para el combate de esta infección por coronavirus, pero sí hay algunos estudios que han relacionado la vitamina D como un factor protector frente a las enfermedades de origen respiratorio.

Y en Chile, la mayoría de las personas tenemos deficiencia de esta vitamina. ¿Dónde la podemos encontrar? en algunos alimentos como los pescados grasos como el salmón, los huevos, la carne y frutos secos, pero la principal fuente es el sol y una correcta exposición podría aumentar nuestra reserva de vitamina D.

Por eso, si es que estamos en nuestros hogares, es bueno darnos un momento para exponernos a la luz solar y obtener los beneficios que nos aporta esta vitamina”.

Por: Marcela Ñunque González, académica de la carrera de Nutrición y Dietética UCN.

Compartir en .....