Fuenzalida-Subsecretaria

Sostenedoras de jardines infantiles particulares enfrentan una difícil situación producto de la pandemia

Algunos establecimientos cerrados, imposiciones impagas, dividendos atrasados e incumplimientos de otros compromisos comerciales, es el panorama que afecta a varios jardines infantiles particulares de la región, en que sus sostenedores, tras la llegada del coronavirus, debieron cerrar sus puertas y aplicar la Ley de Protección del Empleo a sus trabajadores, manteniendo este instrumento a profesionales, técnicos y auxiliares y así eviten perder su fuente laboral.

“Estamos enfrentando un escenario muy complicado. El 18 de marzo tuvimos que cerrar las puertas de nuestros jardines, en que, al no poder entregar ningún tipo de atención, los padres se fueron retirando y muchos convenios que teníamos con las salas cunas fueron cerrados. A pesar, de que se realizaron rebaja en las mensualidades y atenciones, algunos establecimientos quedaron con 2 alumnos y otro gran porcentaje registró cero matrícula, traduciéndose en una baja considerable de los ingresos, lo que en la actualidad no alcanza para nada”, afirmó Walda Torres, sostenedora del Jardín Infantil “Magia del Saber” y  vocera de la Agrupación de Jardines Infantiles Particulares “Emprendedoras Positivas”, que representa alrededor de 30 establecimientos de La Serena, Coquimbo y Ovalle.

Ante este escenario, el diputado Juan M. Fuenzalida se reunió con la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, a quien explicó la difícil situación financiera que están pasando los jardines infantiles particulares de las principales ciudades de la región de Coquimbo. Al mismo tiempo, indicó que en el corto plazo se deben entregar medidas de apoyo a estos establecimientos, que garantizan el acceso a la educación parvularia de nuestros niños y niñas. “He permanecido en contacto con la Agrupación “Emprendedoras Positivas”, quienes me han transmitido la difícil situación que están enfrentando desde marzo pasado producto del Coronavirus, ante lo cual solicité a la subsecretaria acelerar el proyecto que entrega una subvención a los jardines infantiles particulares, mientras dure la pandemia.”

En tanto, Walda Torres, señala que en estos momentos y frente a la situación financiera que están atravesando, es urgente y por primera en su historia, poder optar a algún apoyo por parte del gobierno, entendiéndose una subvención que les permita sortear estos difíciles momentos. “La situación actual indica que no podemos contraer préstamos, porque no sabemos cuándo reabriremos nuestras puertas y así comenzar a generar recursos que permitirían cumplir los compromisos. Por lo tanto, contar hoy con un instrumento de apoyo de asignación directa es lo indicado para nuestro sector”

Paralelamente, Fuenzalida explicó que actualmente se está trabajando con Corfo y Banco Estado un instrumento financiero que irá en apoyo de los jardines infantiles particulares y que se proyecta colocar en práctica para el 2021.

Compartir en .....