D52802B5-CAE7-44F5-9416-A566D5ED5AA6

7 consejos para fotografiar a los más pequeños de la casa

Llegó la primavera y con ella, la oportunidad de disfrutar de mañanas y tardes soleadas llenas de color, permitiendo escenarios ideales para disfrutar en familia. 

A pesar de que continuamos enfrentando un escenario complejo con ciertos resguardos y cuidados, existen muchas opciones para sacar provecho a esas instancias familiares y capturar esos preciados momentos con los seres queridos. 

Por esto, Canon entrega sencillas recomendaciones para que fotografiar sea la ocasión perfecta para divertirse y celebrar junto a los más pequeños del hogar.

Elige el momento con pinzas. Los niños, sobre todo en estos tiempos, andan todo el día dando vueltas en casa y están esperando instancias para disfrutar. Por eso, intenta crear un espacio dentro de sus amplias actividades, generando interés en ellos. Agrega juguetes o elementos de su gusto para que se sientan más cómodos. 

En el caso de los bebés, casi todos están acostumbrados a ciertos hábitos. Sabrás cuando está feliz, enojado o con pena. Por eso, aprovecha esos momentos para capturar fotografías y asegurar un excelente resultado.

Configura tu cámara antes de disparar. Mantén configurada tu cámara antes de empezar la sesión de fotografías. Por supuesto, la iluminación cambia y los niños se mueven, por lo que es inevitable que tengas que ajustar la configuración a medida que avanzas. Pero tener los conceptos básicos, como el objetivo, el modo de exposición y el balance de blancos configurados de antemano le asegura que tendrá más tiempo para disparar.

Utiliza un trípode. Debido a que los niños están en constante movimiento, uno pensaría que no es recomendable usar este accesorio. Sin embargo, una de las ventajas que puedes encontrar en un trípode es que te deja las manos libres para llamar su atención, distraerlos o provocar expresiones.

Prueba con el modo disparo en ráfaga. Si el trípode no facilita el proceso, activar el disparo múltiple del obturador puede ayudar. Al seleccionar esta alternativa puedes sacar muchas fotos de un solo momento y luego seleccionar las que más te gusten. Esto te ayudará a seguir los movimientos inesperados y, por ende, crear un recuerdo más original.

Trabaja con luz natural y evita el flash. Una forma favorecedora e íntima de alegrar las fotos es aprovechar al máximo la luz natural. Una técnica simple es usar un reflector para hacer rebotar la luz de la ventana. No necesitas un reflector fotográfico profesional, solo una hoja blanca o un gran trozo de papel blanco o cartón. Coloca a tu hijo junto a una ventana y pide a un familiar que oriente el reflector de modo que la luz de la ventana ilumine las sombras

¡Shh! Dispara en silencio. Los niños, y especialmente los bebés, pueden distraerse fácilmente e incluso asustarse con sonidos fuertes y el disparo del obturador. Aquí es donde el modo de disparo silencioso será útil. Otra opción es enmascarar el ruido del obturador con música suave o lúdica, según el estado de ánimo.

Ayúdate con aplicaciones. Existen numerosas aplicaciones útiles que harán que disparar, aprender y compartir sea más fácil y divertido. Si tiene una cámara habilitada para Wi-Fi, puede usar la aplicación gratuita Canon Camera Connect para controlar su cámara de forma remota desde su dispositivo Android o iOS, evitando la posibilidad de que la cámara se mueva. 

Recuerda que, como todas las cosas, tomar fotografías requiere de práctica, pero a través de estas recomendaciones es posible obtener el resultado esperado. No tengas miedo y diviértete sacando las mejores fotografías.

Compartir en .....