12.4 C
La Serena
Jueves, Agosto 11, 2022
spot_img

Azúcar y Semana Santa: Riesgosa combinación

La Pascua de Resurrección supone algunos días libres, la posibilidad de compartir con la familia y sobre todo con los más pequeños, quienes pasaron a formar parte protagónica de esta festividad gracias a la tradición ligada a la búsqueda de huevos de chocolate. Es una de las fiestas más esperadas por los niños, pero también una de las que más excesos en la alimentación provoca.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo recomendado para niños de 2 ó 3 años son 15 gramos de azúcar por día, es decir, 3 a 5 huevitos de chocolate. En el caso de un niño de 6 a 8 años, estos necesitan 20 gramos de azúcar, equivalente 4 a 7 huevos de chocolate. Pero, para qué nos engañamos, todos sabemos que después de uno es difícil parar y sobre todo para niños tan pequeños.

El problema es que el azúcar es 100% adictiva y altera demasiados procesos. Además, los niños están en etapa de desarrollo, lo que entorpece su crecimiento y sobre todo el funcionamiento cognitivo. Por otro lado, mientras más pequeños, es más difícil corregir esta adicción al azúcar, e incluso luego en la adultez se vincula a daños metabólicos severos, como por ejemplo el aumento de peso, la resistencia a la insulina e incluso diabetes. De hecho, según una investigación de la Universidad de Stanford, el azúcar es ocho veces más adictiva que la cocaína y el problema es que 80% de los alimentos contienen azúcares añadidos, en forma de sacarosa, fructosa, glucosa, lactosa, dextrosa y azúcar morena.

La pregunta es a qué alternativa recurrir en lugar de optar por el azúcar y grasas trans. Lo recomendable es educar y enseñar desde edades iniciales a los más pequeños, quienes están rodeados de estímulos todo el día. En estas ocasiones, lo mejor es sustituir el concepto y empezar a jugar más con ellos, realizar otro tipo de actividades, como pintar o cocinar juntos, que la búsqueda de huevos de chocolate sea la actividad secundaria y que estos sean de la mejor calidad posible, con mayor porcentaje de cacao, como los que pueden realizar en casa.

Si bien este es un tema muy delicado, porque al darles grandes cantidades de azúcar se están generando niños hiperactivos, con poca capacidad de concentración, ansiosos, de mal dormir y con problemas de salud en un futuro, entre otros. La crianza es compleja y sobre todo en estos tiempos, por eso es importante darles mejores herramientas a los padres para que entiendan la relevancia de la alimentación.

Por: Bárbara Álamo, fundadora de Keto Club y coach certificada internacionalmente por Nutrition Network.

Notas Relacionadas

Conéctate

4,941FansMe gusta
1,615SeguidoresSeguir
4,060SeguidoresSeguir
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img