Criancera de Canela progresa diversificando su actividad productiva

Canela.- La cosmética en base leche de cabra es un rubro en el que cada vez más integrantes de la Agricultura Familiar Campesina se están incorporando, viendo en ello no sólo la oportunidad de incrementar el ingreso familiar, sino también desarrollar una actividad que, como en el caso de los crianceros, les permite diversificar con valor agregado.

Es el caso de Irma Bugueño, quien se dedica a esta ancestral labor de la crianza de ganado caprino en el sector Quebrada de Linares, al interior de la comuna de Canela. Asesorada por el Programa PRODESAL del INDAP, y aprovechando sus animales, se interesó en la elaboración de jabones en barra que hoy la llenan de orgullo.

 

“Vivo de mis 35 cabritas y harto que me sirven y también de una pequeña pensión de mi mamá. En una charla me enteré que podía hacer jabones con la leche de mis animales, así que eso me quedó dando vueltas y me gustó mucho, ya que es algo nuevo que me permite salir adelante y no estar siempre en lo mismo y algún día me puede permitir vivir con más comodidades, ese es mi deseo”, dijo.

 

“Estoy haciendo los jabones desde febrero, antes no tenía la pesa ni los materiales que necesitaba. He vendido mis jabones a distintos compradores, de hecho la misma persona que me enseñó se llevó unos a una feria internacional en La Serena y vendió cada uno en 3 mil pesos que es un muy buen precio. Todo esto me ha dado más entusiasmo y harta fe. Cuando tenga un envase lo vamos a vender hacia otros lugares, Ojalá eso suceda luego”, sostuvo esta esforzada mujer que ha logrado, a pesar de lo alejado de su hogar, contar con un producto que atrae la atención de muchos que en las bulliciosas urbes valoran, tanto su trabajo, como el beneficio que conlleva un artículo de este tipo.

 

José Bravo, jefe técnico del PRODESAL 1 de Canela, asesora a esta criancera, quien explicó que “la forma de apoyarla ha sido haciendo gestiones para mejorar su producto dándole recomendaciones técnicas. Hace poco sacamos un proyecto IFP (Incentivo Fomento Productivo PRODESAL) para la construcción de caseta y también materiales básicos empleados en la confección del jabón. Ella comenzó a principios de este año a llevar jabones a Canela, siempre es difícil comercializar cuando quedan tan lejanas las localidades, pero como es un producto con alto valor agregado, y aunque no se vendan en grandes cantidades, permite sustentar el proyecto y generar  utilidades, pero estamos trabajando en la inserción en el mercado”, indicó el profesional.

 

Fuente: Karina Silva.

Compartir en .....