Desayuno-Cereales

La importancia del desayuno

El desayuno es vital para comenzar el día con energía. Es importante que sea equilibrado, ya que nos entregará el impulso que necesitamos para concentrarnos y estar bien.

 Además tiene diversos beneficios, ya que rompe con el ayuno de varias horas y repone los niveles de glucosa en nuestro organismo, que es la fuente de energía que tenemos y que nos impulsa a estar activos. Es importante no dejar pasar mucho tiempo desde que despertamos para tomar desayuno, ya que mientras antes tengamos los nutrientes que requerimos, podremos enfrentar el día de mejor manera y sentirnos con mayor vitalidad.
 Alejandra Alarcón, nutricionista e integrante del Programa de Obesidad y Diabetes de Clínica Universidad de los Andes explica que “el desayuno debe ser entre un 20 o 25% del aporte calórico total que consumimos en el día. Se recomienda que esté compuesto por diversos grupos de alimentos. Por ejemplo, el cereal o pan integral aportan hidratos de carbono. Los lácteos que pueden estar dados por la leche, yogurt, quesillo o huevo, entregan proteínas y la grasa puede estar representada por la palta, por ejemplo. La fruta también es importante porque aporta fibra y vitaminas”.
Además de la energía que se obtiene al comer en las primeras horas del día, quienes desayunan controlan su peso y la ingesta de alimentos a lo largo del día. Las personas que comen mayores porciones en la noche, tienen más peso que una persona que realiza sus comidas equilibradas y en horarios determinados.
Alejandra Alarcón enfatiza que “los que toman desayuno tienen una mayor saciedad desde que comienzan el día, lo que les permite segmentar mejor sus comidas. Es importante ser ordenados y segmentar los alimentos pa ra llevar un plan de alimentación saludable y equilibrado”.
Compartir en .....