Mercadito

Mercadito Barrio del Mar baja el telón con resultados positivos en promoción y ventas de pequeños productores regionales

Visibilizar sus marcas y productos, establecer redes de contacto y comercializar. El Mercadito Barrio del Mar, se tomó los últimos cuatro fines de semana la Avenida del Mar, y dejó saldos positivos para los productores y emprendedores de las tres provincias que estuvieron presentes.

“Esta iniciativa nació por la necesidad de apoyar a las pymes que se han visto afectadas por la crisis social. Entonces nos coordinamos con Barrio del Mar, Sercotec y la Municipalidad de La Serena y trabajamos en este espacio que ofreció seguridad, y que nos garantizó una alta cantidad de público. Participaron algo más de 200 emprendedores de las tres provincias, y también invitamos a las pymes que sufrieron saqueos y destrozos, como por ejemplo, algunos que estaban ubicados en Puertas del Mar y El Caracol”, destacó Manuel Schneider, Gerente de la CRDP.

Las ferias fueron temáticas y el público pudo degustar lo mejor de la gastronomía regional. Además, se hicieron activaciones relacionadas con cervecería artesanal, pisco y vino. A juicio de María Antonieta Zúñiga, Gerente de Barrio del Mar, esta instancia permitió establecer un vínculo entre los empresarios de la costanera de La Serena y Coquimbo con los productores de alimentos con agregación de valor y vitivinicultores.

“El Mercadito Barrio del Mar no sólo sirvió como espacio de comercialización y puesta en valor de los productos regionales, sino que contribuyó a diversificar los servicios de interés familiar en el borde costero. Además, se generó un vínculo entre los proveedores regionales con las empresas gastronómicas y de entretención, dinamizando la economía local y utilizando el patrimonio de nuestros productos en la gastronomía y coctelería. Esperamos que más instancias cómo está puedan venir a futuro y se sumen cada día más interesados en participar, trabajando en forma colaborativa para avanzar con una mejor mirada regional”.

“La alianza estratégica fue un acierto para poder extender la cantidad de días de la feria productiva. Consideramos que este cambio fue un hito relevante puesto que los emprendedores vendieron más y tuvieron un espacio de encuentro, de creación de redes, de optimismo y esperanza en la reactivación económica”, indicó el Director de Sercotec, Fernando Contreras.

VENTAS Y PROMOCIÓN

Sólo comentarios positivos dejó para los productores este Mercadito Barrio del Mar. Más allá de las ventas, destacaron la oportunidad de promoción y de establecer redes de colaboración.

Una de esas experiencias fue la de Elquicello, Maurizio Zadra, es un enólogo italiano y en el Valle del Elqui elabora un destilado elaborado en base a la cáscara del limón. “Fue una muy buena experiencia, la producción fue muy buena, las activaciones bien preparadas. Como mi producto es muy particular y la gente no lo conoce me interesa mostrarlo, ofrecer catas, ocupe hasta cuatro botellas diarias, que son alrededor de 60 pruebas. Además, quedamos muy conformes con las ventas y una oportunidad para recuperar las pérdidas del mes anterior”, sostuvo Mauricio Zadra de Elqui Cielo.

Maribel Tabilo, de artesanías Katari, reconoció también que “fue una buena experiencia porque faltan estos espacios sobre todo en estos tiempos, con esta contingencia que vive el país, se nos cierran muchas puertas. Mercadito ha sido una buena vitrina para obtener nuevos clientes y para poder vender lo que hacemos”.

Compartir en .....