Hogar-Renovacion

Cómo renovar tu hogar según las estaciones del año

Cada estación del año trae temperaturas distintas, colores diferentes, sensaciones y emociones variadas. Gracias a esos elementos es posible renovar el espíritu hogareño dependiendo de la época del año de la mano de la decoración.

En el cálido verano

La época más calurosa del año trae consigo colores vivos y la sensación de alegría, ya sea porque se sale de viaje o porque los cielos están despejados. Para apoyar esta emoción en el hogar se debe optar por crear ambientes iluminados. Para ello es conveniente utilizar cortinas translúcidas o cortinas roller que permitan regular la entrada de luz de manera fácil.

Los colores de estas y de la decoración en general deben ser vivos como el amarillo, el verde, el rosado o el azul. Igualmente, utilizando colores cercanos al blanco se generará una sensación de mayor frescura. Esto también aplica la ropa de cama, como sábanas y frazadas. Estas últimas deben ser ligeras, al igual que las cortinas.

Los elementos decorativos por excelencia en esta etapa son las plantas, ya que aparte de dar un toque tropical, otorgan mayor respiración al hogar y lo hace más fresco. Los motivos tropicales en telas y tapices aportan al estilo veraniego. Para conseguirlo, también es recomendable no tener un espacio muy sobrecargado, ya que esto genera una sensación de ambiente cerrado.

Cuando las hojas caen

El otoño es una estación de renovación, que trae consigo una sensación de nostalgia y colores rústicos. Las hojas y flores secas son la mejor inspiración para decorar. Los colores más utilizados en esta etapa son los derivados del marrón y el rojo. Estos pueden ser utilizados en las cortinas, tapices y adornos, siempre armonizando entre ellos.

Los adornos que marcan más tendencia, son aquellos que provienen de la naturaleza como las calabazas, las bellotas, las nueces y las piñas.

Acompañar estos últimos elementos con un aroma proveniente de una vela aromática puede ser una gran idea. En esta estación empieza a nublarse el cielo, por lo que el uso de cortinas blackout puede ser la mejor opción, ya que inhiben la luz exterior que no es mucha, lo que marca la entrada para la siguiente estación.

El frío se hace presente

En invierno las temperaturas bajan drásticamente, por lo que es necesario generar un ambiente cálido al interior del hogar. Para ello es posible generar un ambiente acogedor que haga olvidar el frío de afuera y generar calor real al interior.

Nuevamente, las cortinas cumplen un doble rol. Los colores más usados en esta estación son aquellos derivados del marrón, burdeo y el violeta. Estos darán un toque de elegancia si se combinan con elementos más claros. Las cortinas pueden ser de estos colores y lo ideal es que sean más gruesas que antes. Aquellas de terciopelo o materiales térmicos pueden servir para conservar el calor dentro.

La más colorida del año

Es la favorita de muchos porque no hace frío ni calor y los colores que presenta son variados. Los adornos y colores florales son los que por excelencia reinan en la decoración de esta etapa. Las cortinas impresas con motivos naturales pueden ser una gran opción y pueden ser acompañadas por adornos naturales reales, que no tienen un  mayor costo.

Las flores y frutas pueden ponerse sobre las mesas, salvo que se tenga alguna de las alergias frecuentes de la temporada. Si así es el caso, se pueden cambiar por adornos artificiales o cuadros con los mismos motivos. En este período, puede resultar beneficioso tener cortinas delgadas que permitan el ingreso del aire puro originado por las abundantes plantas de la primavera.

Compartir en .....