Vacaciones-Familia

8 consejos para aprovechar las vacaciones y estrechar lazos con los hijos

Estamos en época de vacaciones, un momento para descansar, pero también una oportunidad para hacer cosas junto a la familia y amigos, conocerse más y tratarse más.

Para algunos, las vacaciones son sinónimo de llenarse de actividades, para otros lo mejor es “no hacer nada”. Está claro que hay una gran variedad de intereses, lo importante es tomar la iniciativa, conversar y llegar a acuerdos.

Ximena Lagos, enfermera matrona y docente de Salud Mental y Psiquiatría de la Facultad de Enfermería y Obstetricia de la Universidad de los Andes, entrega una serie de recomendaciones para aprovechar bien las vacaciones en familia y estrechar lazos con los hijos.

1.- Tener cierta flexibilidad con los horarios, con un margen que no se aleje tanto de lo acostumbrado en el resto del año. Hay que considerar que, aunque estamos de vacaciones, es importante establecer algunas tareas para cada integrante de la familia, recordando también que todos necesitamos descansar.

2.- Planificar actividades juntos: idealmente de un día para otro, por ejemplo, pasear, hacer un picnic, subir un cerro, hacer excursiones, andar en bicicleta, cocinar juntos, entre otras cosas. Cuando los niños saben que habrá buenos planes, en un ambiente acogedor y familiar, tienen ganas de estar allí.

3.- Tratar de generar ambientes relajados, ser agradecidos y disfrutar de las cosas pequeñas. Un plan ideal no tiene porqué ser caro, como, por ejemplo, ver una película, jugar a las cartas o algún otro juego de mesa entretenido, ver juntos una puesta de sol, hacer una comida entretenida, etc. Aprovechar estos momentos juntos para ver que opinan tus hijos de diversos temas, no para decirles lo que “deben” pensar, sino para escucharlos, darles otros puntos de vista ampliando sus posibilidades de reorientar su horizonte en caso de ser necesario. Es importante recordar que, en el caso de los adolescentes, ellos tienen muy en alto las opiniones de sus pares, frente a esto no descalificar, sino conciliar.

4.- Si se quedan en la ciudad en que viven, programar salidas culturales en la zona, ir a exposiciones, visitar museos, monumentos, comentar su historia, etc. También se pueden visitar a los familiares que no vemos a menudo, ya sea por tiempo o por distancia. Mostrarles a los hijos la importancia de tomar la iniciativa y no esperar a que las cosas sólo pasen.

5.- En ocasiones darnos unos momentos para estar solos con nosotros mismos, fomentar y respetar a los otros unos momentos de intimidad, reflexión y descanso. Recostarse bajo un árbol y disfrutar de la naturaleza, si te duermes…quizás significa que realmente te hacía falta una siesta. Permitirse descansar, si alguien llega a acompañarte, bienvenido sea.

6.- Darse tiempo para leer y mostrar los hijos lo entretenido que esto puede ser, ver sus preferencias, leerle a los más pequeños, leer juntos con los más grandes y aprovechar la instancia para ver que opinan ellos de esa lectura, así potenciamos su capacidad de reflexión.

7.- Las vacaciones son el momento perfecto para abrirse a los demás, invitar amigos a la casa y que tus hijos también lo hagan.

8.- Recordar que cuando estamos todos más tranquilos, es más fácil estar juntos, unirnos más como familia y pasarlo bien.

Compartir en .....