Ecoturismo

Encuesta realizada por la Cámara de Turismo Región de Coquimbo revela delicada situación económica del sector por la pandemia

Sequía, estallido social y ahora la pandemia por el COVID-19, son los tres factores que han sacudido la economía regional, afectando el normal funcionamiento de las empresas, su capacidad de comercializar, flujos y empleabilidad.

Con estos antecedentes comenzó su presentación Laura Cerda, presidenta de la Cámara de Turismo – Región de Coquimbo, quien fue invitada vía online a la Comisión Especial de Reactivación Económica del Consejo Regional (CORE), donde compartió información sobre una encuesta hecha por la asociación gremial.

La dirigente entregó datos duros respecto a la realidad regional, indicando que “de 100 empresas que están distribuidas en el Elqui, Limarí y Choapa, que abarca las empresas de restauración, de alojamiento, de agencias de viajes, entre otras, de un levantamiento que hicimos el 1 de abril, el 94% declaró que no tenía capacidad para mantenerse más de 60 días y que no tiene capital de trabajo para poder hacer reactivación de su propia empresa una vez que pase todo esto”.

Agregó que “un 92% de las empresas están con cierre total y solamente un 5% del total declaró que tiene una contención de 6 meses en aguante de cero movilidad, que son empresas medianas y una o dos empresas grandes, no consideramos al casino en esta encuesta”.

De estas Pymes o pequeñas empresas, dijo que “tenemos aproximadamente un universo de mil trabajadores que han quedado parados de contrato formal por esta no movilidad de trabajo. Por lo tanto, esta realidad que les cuento hoy, que fue considerada el 1 de abril de una muestra de sólo 100 empresas, es una representación del universo total, inscritas formalmente según SERNATUR, sobre 600 empresas”.

Por último, esta encuesta reveló que “el 82% de este universo son empresas familiares, es decir que no tienen otros recursos u otros trabajos que pudieran compensar el ingreso de la familia, por lo que la realidad social es bien dramática”, afirmó Laura Cerda.

Ante este difícil panorama para las empresas turísticas de la región, el CORE asume gran parte del compromiso de devolver la esperanza a emprendedores para levantar este rubro complicado. Así lo manifestó el consejero regional, Cristian Rondanelli, presidente de la Comisión Especial de Reactivación Económica, quien se refirió principalmente a las consecuencias del estallido social.

Lamentablemente acá vemos cómo el estallido social afectó a un área productiva de nuestra región, la cual hoy en día no tiene ese colchón económico, por lo que están perjudicados para enfrentar esta pandemia. Hoy no cuentan con capital de trabajo para lo que podría ser una reactivación en el mes de septiembre, siempre y cuando se mantenga a raya la pandemia”, señaló el consejero.

Respecto a la encuesta, Rondanelli dijo que “de esta encuesta de 100 empresas ellos han visto más de 1.000 desempleos y si son más de 600 empresas las asociadas entonces serían más de 6.000 los desempleos en la industria del turismo en nuestra región. Por lo que debemos preocuparnos en cómo le vamos a devolver las esperanzas al área turística que hoy se encuentra lamentablemente de rodillas económicamente”.

Seguridad sanitaria

Por su parte, la presidenta del Consejo Regional, Adriana Peñafiel, quien además conoce en profundidad el rubro turístico, destacó que para el turismo en la región de Coquimbo se debe garantizar la seguridad sanitaria.

Hoy a raíz de la situación de pandemia que estamos viviendo, uno de los atributos que va a buscar el cliente, el visitante, el turista, va a ser justamente que se le pueda asegurar que va a poder concurrir a nuestra región y va a encontrarse con servicios de alojamiento turístico, gastronómicos, toda la cadena de valor del turismo, que puedan estar libres de cualquier contaminación y de cualquier contagio que pueda afectar la salud, lo que será parte importante en la toma de decisiones para el turista”, detalló Peñafiel.

La presidenta del CORE agrega que, “nosotros como región debemos apuntar a trabajar fuertemente con el sector privado y público la promoción de la reactivación económica de nuestra región y en la confianza de que se viaja, de que se visita, una región donde hay seguridad sanitaria”.

Solicitudes del gremio turístico

Según indicó Laura Cerda, “se solicita reorientar los ejes de trabajo de la CRDP (Corporación Regional de Desarrollo Productivo) y focalizar la reactivación en turismo y comercio. El turismo tiene que volver a ser el motor de desarrollo para nuestra región”.

Compartir en .....