Los niños deben seguir tomando leche y sus cuatro comidas en vacaciones

SANTIAGO, Chile, ene. 31 (UPI) — Nutricionistas recomendaron no alterar en verano los hábitos alimenticios que tienen los niños y niñas durante el resto del año, por lo que en el período estival deben desayunar, tomar leche tres veces al día, y cumplir con sus otras tres comidas.


La experta Maritza Urra Zamora, quien es nutricionista de la Junji en Valparaíso, expresó que si bien los hábitos cambian en esta época, porque hay más horas para el sueño y mayor actividad al aire libre, es fundamental estar alertas con la alteración de los hábitos alimenticios.

“El desayuno debe ser la comida más importante y siempre debe incluir leche, la que no debe ser reemplazada por jugos o bebidas”, enfatizó.

“Es recomendable que en el almuerzo se incorporen ensaladas y frutas de la estación en volúmenes adecuados (un plato pequeño y dos al día), una unidad de frutas (deben ser tres al día) e hidratos de carbono complejos (cereales, pastas, pan integral) que son fundamentales para proporcionar la energía que utilizarán en sus actividades recreativas”, expresó la nutricionista.

“La once también debe incorporar lácteos y la cena, que debe servirse a más tardar a las 21 horas, debe ser liviana y contener verduras y frutas y algún componente proteico (huevos, carnes magras o pescado)”, agregó.

La profesional invitó a los padres a hidratar permanentemente a sus hijos e hijas, a prevenir la exposición al sol y a no descuidar su alimentación.

“Los niños están en etapa de crecimiento, por eso no podemos obviar estas recomendaciones que les permitirán estar saludables y disfrutar como se merecen estas vacaciones”, aseguró.

Explicó que los efectos adversos al no tener estos cuidados, son desde un desequilibrio nutricional con consecuencias visibles en la adolescencia o la adultez, aumento o disminución de peso y problemas de sueño.

Compartir en .....