Otitis

Otitis media: más que un molesto dolor de oídos

La otitis media es una infección del oído medio (localizado detrás del tímpano), el cual se inflama llenándose de fluido. Según la otorrinolaringóloga de Centros Médicos Vidaintegra, Dra. Úrsula Zelada, “es muy común que ocurra en la primera infancia y la causa en general es infecciosa. La otitis media aguda se presenta en bebés y en niños, aunque también puede ocurrir en adultos, pero de forma menos frecuente”. Algunas veces las otitis están precedidas por un resfrío, sinusitis o aumento de la mucosidad nasal.

Síntomas

  • Dolor de oído
  • Sensación de malestar general
  • Fiebre
  • Vómitos
  • Secreción de líquido por el oído
  • Los niños pequeños suelen rechazar el alimento, presentar irritabilidad y llanto

La otorrinolaringóloga de Centros Médicos Vidaintegra, asegura que la otitis media aguda no es una patología severa. Generalmente se cura al cabo de algunos días espontáneamente y/o con tratamiento. Sin embargo, en algunos casos el cuadro se puede complicar. “Es por esto que se debe consultar al médico cuando el dolor de oído no cede en 24 horas”, explica la especialista.

Factores de riesgo

ü  Estar expuesto al humo del cigarrillo

ü  Tener antecedentes familiares de infecciones de oído

ü  Permanecer en lugares hacinados

ü  Tener un resfrío

Tratamiento

Cuando la causa de la otitis media es viral, el tratamiento es sintomático, es decir, trata el dolor y los síntomas del resfrío. En caso de haberse producido por una bacteria, ésta se trata con antibióticos durante un período de tiempo que dura cerca de siete días. Habitualmente, con el tratamiento antibiótico la sintomatología mejora significativamente. “Como se da comúnmente en niños, es recomendable no llevarlos a la sala cuna o jardín infantil de modo que la recuperación sea más rápida y el nivel de contagio vaya disminuyendo”, asegura la profesional.

Prevención

Según la Dra. Zelada, la otitis media se puede prevenir con la vacuna anti neumococo que está en el plan obligatorio de vacunación. “En niños pequeños menores de dos años, se previene evitando lugares de hacinamiento y la exposición al cigarro, además de mantener un lavado de manos frecuente con lo que nos protegemos del contagio de infecciones respiratorias”, concluye la especialista.

Compartir en .....