3O5A0529

Gobierno evalúa en terreno situación agrícola regional y avanza en gestiones para mecanismos de ayuda

  • “Estamos evaluando en conjunto con la Intendenta Lucía Pinto ver cómo nos hacemos cargo de los efectos de la escasez hídrica”, indicó el Ministro de Agricultura, Antonio Walker, tras recorrer la Provincia de Limarí.

Para los crianceros de El Romeral, comuna de Río Hurtado, el futuro de sus animales no se ve bien.

La falta de agua y, a su vez, la falta de alimento, ha mermado la población caprina del sector, y ante la prolongada falta de lluvia, muchos de estos animales morirán, afirman.

“Tenía más de 100 cabras, ahora apenas me quedan unas 50, incluidas las más chicas. Muchas están desnutridas y ya no alcanzo a producir lo de antes”, comentó Jorge Araya.

Criancero de toda la vida, este comunero de El Romeral relató que las lluvias de este año no han sido suficientes para rellenar las napas subterráneas ni para que el pasto crezca a una buena altura, por lo que productos como el queso, no se dará bien este año.

En esta línea, Bladimir Araya, criancero de El Romeral, sostuvo que “ya este año tenemos todo perdido. Todas las cabritas abortaron, unas murieron y otras no han dado leche”.

Una realidad por la que el Gobierno ya ha iniciado una serie de evaluaciones y gestiones para elaborar mecanismos de ayuda a las familias más afectadas por la sequía.

Una de esas herramientas es la declaración de Zona de Emergencia Agrícola, reconocimiento que ya solicitó la Intendenta Lucía Pinto.

“Este es un pedido que ha hecho la Intendenta Pinto, y nosotros estamos estudiando todos los antecedentes de la región. Nos llegó un completo informe de la sequía y nuestro departamento de emergencia ha estado toda la semana evaluando. En los próximos días tomaremos la decisión, junto al Ministerio del Interior, para entregar soluciones que deban ir aparejadas con recursos y soluciones”, indicó el Ministro de Agricultura, Antonio Walker.

El Secretario de Estado realizó un amplio despliegue por la Provincia de Limarí para evaluar en terreno la situación agrícola regional y acotó que “hace muchos días estamos evaluando en conjunto con la Intendenta para ver cómo nos hacemos cargo de los efectos de la escasez hídrica. Pero queremos decirle a las familias y agricultores que no los vamos a dejar solos”.

La Región de Coquimbo, actualmente, cuenta con decretos de Zona de Catástrofe del Ministerio del Interior, y Zona de Escasez Hídrica del Ministerio de Obras Públicas, con los que se han podido ejecutar iniciativas que apuntan al abastecimiento de agua para consumo humano, o la búsqueda de nuevas fuentes de captación, entre otras.

“Este es uno de los sectores más afectados del país y ha tenido una evolución muy desfavorable y seguirá empeorando. Por eso hemos realizado este despliegue, para complementar los análisis y diagnósticos para tomar las medidas que corresponden”, destacó el Gobernador de la Provincia de Limarí, Iván Espinoza.

Estos serán días claves para elaborar mecanismos de ayuda. Es más, como parte de la gestión permanente del Gobierno en la región, se están evaluando y solicitando recursos que permitan crear nuevas líneas de financiamiento para productores pecuarios, entrega de recursos a pequeños agricultores, e implementar un nuevo sistema de empleo para quienes han perdido sus fuentes laborales.

Compartir en .....