Totoralillo

Los recuerdos imborrables del Eclipse Total de Sol (1)

Son innumerable los testimonios que hemos recibido de personas que fueron testigos privilegiados del pasado Eclipse Total de Sol en la Región de Coquimbo. Todos ellos serán parte de nuestra “Capsula del Tiempo Digital” de este fenómeno astronómico. Estos relatos podrán ser consultados por las futuras generaciones y todos quienes quieran saber cómo vivimos y sentimos este extraordinario regalo de la naturaleza.

A través de nuestra proyecto denominado “Historias de un Eclipse en la Región de Coquimbo“, iremos publicando estas experiencias. Ustedes también pueden ser parte de nuestro proyecto.

Creo que somos total y absolutamente afortunados de haber presenciado un fenómeno de la naturaleza tan espectacular como el Eclipse Total de Sol vivido el 02 de julio. Es una experiencia que difícilmente se puede describir, un fenómeno de la naturaleza tan hermoso como un eclipse a todos nos genera un cambio en la percepción de la vida y sobre todo del cuidado del medio ambiente, de disfrutar la vida y las cosas simples que tenemos. Una experiencia Maravillosa, única e irrepetible”, Gabriela Rojas, periodista.

“Hasta que no vi el Eclipse Total de Sol con mis propios ojos, no estuve realmente consciente del impacto que me provocaría contemplar un fenómeno de este tipo. La naturaleza nos regala bellezas constantes, para él que sabe ver bien, pero el eclipse en su fase final las superó a todas ampliamente. No había tenido la oportunidad de ver algo que encapsulara en sí mismo tanta belleza, que evocara en mi tanta emoción, que me deleitara con lo sublime de su aparecer frente a mi. Sólo desde ese instante, entendí la pasión de la gente que persigue estos eventos. Ningún registro visual puede plasmar ni hacer justicia a lo que vieron nuestros propios ojos y, desde ese punto de vista, me siento muy afortunada”, Fernanda Álvarez Hernandez, quien lo vio desde la localidad de Totoralillo.

Como experiencia me pareció un fenómeno sobrecogedor y en el lugar donde lo viví más aún ya que era pleno desierto de Atacama cercano a un observatorio como lo es La Silla, y ver la emoción de las personas ante el fenómeno fue espectacular, así como también los cambios en el clima, los colores y las sombras. Algo nuevo para mí hasta para mis papás. Sin duda quiero ver otro eclipse de sol total ya que fue solo ahí cuando entendí que claramente no es lo mismo ver un eclipse parcial que uno total. Creo que ninguna foto ni video le hace honor a lo que cada persona vivió ese día”, Yislem Adaos, periodista.

LEER OTROS RELATOS AQUÍ

Compartir en .....