Fonoaudiologia-Pampilla

Coquimbo se pone a la altura de grandes festivales con el servicio de fonoaudiología para los artistas de la Pampilla

Son muchos los profesionales que trabajan día a día con la utilización de la voz y que muchas veces sufren de distintas patologías al no tener técnicas que les permitan hacerlo de manera adecuada, provocando con ello, diversas enfermedades como Laringitis, Trastornos neurológicos de la voz (disfonía espasmódica), Pólipos, nódulos o quistes en las cuerdas vocales (lesiones no cancerosas), Parálisis o debilidad de las cuerdas vocales, entre otras complicaciones.

Por ello, Coquimbo pensó en estar a la altura de diversos escenarios nacionales e internacionales y colocar a disposición de todos los artistas que pasarán por la pampilla, una fonoaudióloga que colabora con el precalentamiento antes de salir a escena. Paulina Galleguillos Araya, es una profesional con experiencia que trabaja con Pedro Barraza, vocalista de los Viking 5 hace ya varios años, así como también con otros artistas regionales nacionales.

De acuerdo a la profesional, el precalentamiento es fundamental sobre todo en estas fechas donde los artistas están sometidos a mucho estrés, por las diversas presentaciones que tienen en varias partes del país y en muy poco tiempo. “En este caso lo que se privilegia es el calentamiento vocal fisiológico, que se refiere a que se interviene en la musculatura adyacentes a las cuerdas vocales, trabajando respiración, resonancia, relajo de musculatura y activación de puntos motores para que se disminuya el desgaste que ellos traen”, señaló Galleguillos, quien trabaja con la empresa Rent Light.

La profesional detalló que, para este trabajo, se ocupan varios tipos de instrumentos, dependiendo de lo que necesite la persona. “Lo primero que debe lograrse es la concientización de la persona, es decir, que sienta su laringe, su aparato fonador y luego se empieza con los implementos”. En este caso, Galleguillos usa el Lax Vox, que es un instrumento muy fácil de utilizar, pero la clave está en el tipo de paciente. “Es diferente por ejemplo trabajar con la animadora Nabila del Mar, que está expuesta constantemente a cambios de temperatura al entrar y salir del escenario, que un cantante que solo lo hace una o dos veces máximo”.

Con este servicio, la pampilla de Coquimbo se coloca a la vanguardia y nivel de los grandes escenarios del mundo, cuidando la integridad y salud vocal de todos quienes llegan hasta el escenario de la fiesta tradicional más grande de Chile.

Compartir en .....