IMG_4736

Con feria educativa educan a los usuarios sobre el derecho de acceder a los Cuidados Paliativos

En el hospital San Pablo, se atienden más de 800 pacientes que padecen de alguna enfermedad terminal o que su cuerpo no responde a ningún tratamiento curativo

 

“Me salvaron la vida”, con estas palabras Rosa Suazo describe lo que significa para ella la Unidad de Alivio al Dolor y Cuidados Paliativos del hospital San Pablo.

“Desde hace seis años, que me estoy atendiendo aquí. Antes de eso me tenía que tomar 14 medicamentos para calmar en algo el dolor que me quedó producto de reiteradas operaciones, que me realizaron para erradicar dos cánceres. En cambio, ahora, gracias a las atenciones del doctor Quiroga no siento más dolor y puedo realizar mi vida con completa normalidad”, relató la paciente.

Ella es uno de los 800 usuarios que se atienden, periódicamente en la unidad producto de alguna enfermedad terminal o dolor no oncológico. A ellos se les brinda una atención integral, que permita paliar los síntomas, eliminar el dolor, además de ofrecerle un apoyo emocional para mejorar la comunicación con su familia.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cuidados paliativos “mejoran la calidad de vida de los pacientes y las familias que se enfrentan con enfermedades amenazantes para la vida, mitigando el dolor y otros síntomas, y proporcionando apoyo espiritual y psicológico desde el momento del diagnóstico hasta el final de la vida y durante el duelo”.

No obstante, no todos conocen este derecho. De ahí la importancia de informar a la población sobre esta atención integral que ofrecen los hospitales. Este año, en el día de los cuidados paliativos, el lema fue “Mi Cuidado, Mi Derecho”, que tiene como objetivo recordar que los cuidados paliativos ya comienzan a ser demandados por las personas y que las políticas deben priorizar una cobertura sanitaria universal.

Sumándose a ello, el hospital San Pablo realizó una feria educativa donde se respondieron cada una de las dudas e inquietudes de los usuarios. Muchas de ellas estaban relacionadas con el tipo de enfermedad que abarcan y las atenciones que se brindaban.

Celia Moreno, subdirectora de Gestión Asistencial del Servicio de Salud Coquimbo señaló cuidados paliativos son un derecho para todos los pacientes, que se encuentran con una enfermedad terminal o que su cuerpo no responde a ningún tratamiento curativo.

“Todos ellos tienen el derecho a estar acompañada por un equipo multidisciplinario, que le permita tener una mejor calidad de vida”, indicó.

La Unidad de Alivio al Dolor y Cuidados Paliativos del Hospital San Pablo nació en el año 1989 de la mano del doctor Edward  Rabah, quien vio la necesidad de contar con una unidad que pudiese atener a los pacientes de la zona norte del país.

A treinta años de su creación, el jefe de la unidad señala que han podido ayudar a todos aquellos “pacientes que sufren de dolores crónico y cuyas terapias no han logrado erradicar la enfermedad o el dolor. Nosotros no sólo atendemos a los pacientes GES (o usuarios con cáncer), sino que también aquellas patologías que no están en esta garantía”.

Si bien, próximamente los dolores no oncológicos ingresarán al GES, desde hace 20 años que el Hospital San Pablo proporciona una asistencia integral a estos pacientes.  “Fuimos pioneros, porque desde hace mucho tiempo estamos controlando a aquellos usuarios que se ven afectado por estos dolores crónicos”.

El mayor número de atenciones se realizan en los hospitales de La Serena y Coquimbo, donde están desarrolladas las unidades para atender a pacientes oncológicos y no oncológicos.

Compartir en .....