Luis-Chavez

Estudio realizado por PDI de La Serena es destacado en revista científica internacional

Forensic Science International”, es una de las publicaciones vinculadas a las ciencias forenses más importantes de mundo. Los trabajos que allí se publican han sido validados por un selecto panel de científicos.

En su edición número 261 del mes de abril, la revista dio a conocer un trabajo desarrollado por el Laboratorio de Criminalística Regional de la Policía de Investigaciones en la ciudad de La Serena.

Este laboratorio comenzó a funcionar en 2003 con instrumentos instalados y desde el principios comenzamos a trabajar en investigaciones y desarrollo de nuevos métodos forenses…el año pasado trabajamos con una estudiante de intercambio que vino de la Universidad de Murcia, España, Marine Aliste, con quien trabajamos en establecer residuos de disparos en las fosas nasales, esto debido a que una de las grandes problemáticas de las muestras que se toman de las manos es que son susceptibles de eliminarse ya sea por humedad, por roce o por el lavado, o por el uso de guantes. Entonces nosotros hicimos una investigación para obtener este tipo de muestras de las fosas nasales”, indicó a LA REGIÓN, Luis Chávez, Perito Químico de LACRIM Regional de la PDI.

El experto dijo además que el trabajo se desarrolló durante más de un año y se utilizaron diversos tipos de armas. “Al final logramos determinar que es posible extraer este tipo de muestras usando los bellos nasales como una especie de filtración de las partículas que quedan en el aire cuando se dispara un arma de fuego. Este trabajo tuvo muy buenos resultados y a raíz de eso, se postuló al Journal de ciencia forense internacional y salió publicado”, afirmó.

Uno de los objetivos del estudio también era determinar si se podía recuperar residuos de disparo más allá del tiempo normal en las manos, que es de seis horas. “Si bien no es una constante la recuperación en la nariz, obtuvimos resultados inclusive de 12 horas en algunos tipos de armas, no en todas. Lo cual no se obtiene en las manos,  lo cual es una ventaja y viene a solucionar un problema internacional”, afirmó Chávez.

Para poder desarrollar esta investigación fue fundamental contar con un equipamiento de primer nivel. Uno de ellos es el Microscopio de Barrido Electrónico, tecnología norteamericana con un valor de 180 millones de pesos y que tiene un sistema de detección de rayos x y que se utiliza mucho en el área forense.

Es una equipo en el cual uno puede trabajar muestras pinturas, fibras, muestras mecánicas y el análisis que más se realiza es el de residuos de disparo de armas de fuego.  Es  el equipo que a nivel mundial entrega un 100 por ciento de certeza de que en la muestra lo que se encuentre corresponde a un residuo de disparo. Este instrumento lo que hace es que a partir de una pequeña muestra se produce una imagen a través de lo que se llama bombardeo de electrones… esto viene a dar una certeza total sobre este tema de las armas de fuego”, dijo el perito químico, Luis Chávez.

Gracias al nivel experimentado por los profesionales chilenos, en los próximos meses la PDI prestará asesoría a la Fiscalía de México. “Es un convenio que nuestro director general firmó y que ya hay peritos que están a cargo y que son de la sección de microanálisis del laboratorio central y nosotros ya hemos estado en reuniones para ir viendo los temas en los cuales vamos ir avanzando con la Fiscalía de Puebla”, indicó.

 

CALIDAD DE LOS PERITAJES

En el campo forense, nuestro laboratorio se ha convertido en referente para otras policías, sus profesionales están altamente capacitados para dar respuesta a los requerimientos de los tribunales de justicia y en el desarrollo de nuevas investigaciones que permitan mejorar la calidad de los peritajes”, indicó el Prefecto Inspector de la PDI, Mauricio Mardones Pizarro.

FUENTE: Cristian Riffo – Diario La Región

Compartir en .....