Huevitos-Chocolate

Semana Santa: ¿Es recomendable el consumo de huevitos de chocolates para los niños?

Todos los años en Semana Santa los niños esperan ansiosos la visita del conejo de Pascua para recibir los huevitos de chocolate, una verdadera tradición de estas fechas. Es por eso que, varios días antes del domingo de resurrección, es posible ver que en los supermercados se ofrecen gran cantidad de productos que van en esta línea. Es sabido que el consumo de chocolate debe ser limitado, pero ¿cuáles son los ingredientes que hacen que éste no se deba consumir libremente?, ¿cuál es la cantidad que se puede consumir?

Según explica la nutricionista de la empresa de alimentación saludable Daily Foods, María Fernanda Jara, es necesario darse el tiempo para leer la descripción de los ingredientes que contienen los populares “huevitos”. “La  gran mayoría del chocolate que se vende con forma de huevitos y conejos, tiene en su envase la presencia de tres sellos de advertencia: alto en calorías, alto en azúcares y alto en grasas saturadas”, advierte la especialista.

Al revisar los ingredientes, se puede ver que el primero es el azúcar, lo que significa que se encuentra en mayor cantidad que los demás. Es posible además encontrar jarabe de glucosa, un edulcorante calórico presente comúnmente en alimentos procesado, el cual tiene un alto índice glicémico. También está presente la manteca de cacao, que corresponde a la grasa o aceite que se encuentra naturalmente en el fruto del cacao, esta tiene un 60% de grasas saturadas.

Además, se pueden encontrar las grasas vegetales hidrogenadas (palma y soya), que son aceites vegetales que han sido modificado a través de una reacción química para ser sólidos a temperatura ambiente, transformándolos al mismo tiempo de aceites con ácidos grasos insaturados a grasas con ácidos grasos saturados.

Como el principal ingrediente es el azúcar, la cantidad de “huevitos” a consumir por niño no debería exceder la cantidad de sacarosa máxima recomendada por día, la cual debe ser equivalente a un máximo del 5% de las calorías totales diarias, esto suponiendo que será la única fuente de azúcar que el niño va a ingerir, ya que si además come otros alimentos con azúcar en el día, el número de huevitos debería disminuir.

“Los padres son los encargados de enseñar hábitos a los niños más pequeños, por lo tanto, son ellos los que deben administrar la entrega de huevitos y a la vez educar a los niños sobre cuáles son los límites de consumo de ciertos alimentos, los que si se consumen en exceso pueden causar diversas enfermedades”, recomienda la nutricionista de Daily Foods.

Consumo de azúcar según edad, para niños con nivel bajo de actividad física:

  • Niños de 3 años → máximo 16,5gr de azúcar, equivalente a 6 huevitos macizos pequeños*.
  • Niños de 4 a 6 años → máximo 17-19gr de azúcar, equivalente a 7 huevitos macizos pequeños.
  • Niños de 7 a 9 años → máximo 20-22gr de azúcar, equivalente a 8 huevitos macizos pequeños.
  • Niños de 10 a 11 años→ máximo 23-25gr de azúcar, equivalente a 9 huevitos macizos pequeños.
  • Adolescentes de 12 a 13 años → máximo 26-28 gr de azúcar, equivalente a 10 huevitos macizos pequeños
  • Adolescentes de 14 a 18 años → máximo 30-35gr de azúcar, equivalente a 11 a 13 huevitos macizos pequeños.

*1 huevo macizo pequeño → 5gr de chocolate

La nutricionista de Daily Foods, además, asegura que existen alternativas saludables a los huevitos para estas fechas:

  • En el mercado se pueden encontrar alternativas de huevitos de chocolate con un alto porcentaje de cacao (idealmente sobre el 65%). Lamentablemente estos tienen un precio mayor a los huevitos convencionales.
  • En el mercado también es posible encontrar huevos de chocolate sin adición de azúcar, pero de todas maneras hay que tener ojo ya que, si la manteca de cacao sigue siendo uno de los principales ingredientes, de todas maneras serán altos en calorías y en grasas saturadas.
  • Cocinar en casa: además de ser una excelente actividad en familia y de enseñar a los niños a desenvolverse en la cocina, al preparar otras alternativas a los huevitos de chocolate podemos controlar la cantidad y la calidad de los ingredientes que vamos a utilizar.
  • Incluir frutas: se puede combinar el consumo de frutas con el consumo de chocolate. Para esto se pueden poner trozos de distintas frutas en una brocheta para luego bañarlas en chocolate con alto porcentaje de cacao.
  • Ideas sin chocolate: en el mercado es posible encontrar envases plásticos con forma de huevo, estos se pueden rellenar con algún juguete pequeño. También se pueden encontrar sets de láminas para colorear, stickers y lápices de colores.
  • Realizar manualidades: reemplazar la tradición de comer huevitos por actividades en familia como pintar y decorar huevos de gallina (sin el contenido).
Compartir en .....