Gemini-Astronomia

Observatorio de AURA fusiona sus grandes centros de investigación en Chile y EEUU

Este 1 de octubre de 2019, las instalaciones astronómicas de observación nocturna apoyadas por la Fundación Nacional para las Ciencias (NSF) pasaron por una transición para operar como una sola organización: el Laboratorio Nacional de Investigación para la Astronomía Óptica-Infrarroja de la NSF.

La nueva organización opera cinco programas científicos: el Observatorio Interamericano Cerro Tololo, la Ciencia Comunitaria y Centro de Datos, el Observatorio Nacional de Kitt Peak (todos anteriormente conocidos como el Observatorio Nacional de Astronomía Óptica – NOAO); el Observatorio Gemini y el próximo Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos), bajo la administración de la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía.

La Fundación Nacional para las Ciencias (NSF) y la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (AURA) están orgullosos de anunciar el lanzamiento de operaciones integradas de todas las instalaciones astronómicas de observación nocturna de la NSF a cargo del Laboratorio Nacional de Investigación para la Astronomía Óptica-Infrarroja de la NSF (NSF’s OIR Lab). Esta nueva organización es el preeminente centro estadounidense para astronomía óptica-infrarroja terrestre, que permite descubrimientos innovadores en astrofísica al desarrollar y operar observatorios terrestres de última generación y proporciona productos de datos y servicios para una comunidad diversa e inclusiva.

Nuevo Director: Patrick McCarthy

La NSF y AURA también anunció el nombramiento de Patrick McCarthy como el Director del NSF’s OIR Lab. McCarthy fue hasta hace un tiempo el Vicepresidente del proyecto del Telescopio Gigante de Magallanes y Astrónomo en la Institución Carnegie para la Ciencia. McCarthy se refirió a la nueva organización: “La integración de estas instalaciones en un solo centro de múltiples misiones unifica diversos caminos para la exploración astronómica, facilita la coordinación de la comunidad y permite los descubrimientos del futuro. El centro integrado también estimulará nuevas colaboraciones nacionales e internacionales y proporcionará oportunidades adicionales para el personal, mientras se expanden las capacidades científicas y se mejora la experiencia para los usuarios”.

Más de 60 años de Astronomía Óptica-Infrarroja

Desde el año 1958, la NSF ha patrocinado instalaciones de investigación astronómica óptica-infrarroja terrestres en los Estados Unidos y Chile, que son administradas por AURA. El primer sitio creado fue el Observatorio Nacional de Kitt Peak en Arizona (KPNO), seguido luego por el Observatorio Interamericano Cerro Tololo (CTIO) en Chile. En el año 2000, se iniciaron las operaciones del Observatorio Gemini en Hawái y Chile, financiados por la NSF y un consorcio internacional. La más reciente adición es el Gran Telescopio para Rastreos Sinópticos (LSST), actualmente en construcción en Chile, es un observatorio de última generación patrocinado por la NSF y el Departamento de Energía de los Estados Unidos.

Todas estas instalaciones de la NSF son administradas por AURA pero anteriormente fueron estructuradas como organizaciones separadas. El Observatorio Nacional de Astronomía Óptica (NOAO) operó los telescopios en Kitt Peak y Cerro Tololo y la Ciencia Comunitaria y el Centro de Datos (CSDC). Aparte, AURA primero administró el Observatorio Gemini así como el proyecto de construcción del LSST. El 1 de octubre, los componentes de operaciones de NOAO, Observatorio Gemini y LSST pasaron a ser una sola estructura administrativa, y se dejó de utilizar el nombre NOAO. A medida que LSST termine su construcción, las operaciones aumentadas se convertirán en un componente integral dentro del NSF’s OIR Lab con todas las operaciones comenzando el año 2022.

Programas

Mediante sus cinco programas: Cerro Tololo, CSDC, Gemini, Kitt Peak y LSST, el Laboratorio Nacional de Investigación para la Astronomía Óptica-Infrarroja sirve como un foco de atención para el desarrollo comunitario de innovadores programas científicos, intercambio de ideas y desarrollo creativo. La infraestructura del laboratorio permite que la comunidad astronómica avance en el entendimiento de la humanidad sobre el Universo al explorar áreas significativas de astrofísica, incluyendo energía oscura y materia oscura, galaxias y cuásares, la Vía Láctea, exoplanetas y pequeños cuerpos celestes en nuestro propio Sistema Solar.

“Estamos emocionados de ver que el Laboratorio Nacional de Investigación para la Astronomía Óptica-Infrarroja de la NSF se convierta en una realidad”, indicó Anne Kinney, la Subdirectora de la NSF para Ciencias Matemáticas y Físicas. “Este nuevo laboratorio nacional reforzará las capacidades patrocinadas por la NSF, que se encuentran a la vanguardia de la investigación astronómica internacional. El nuevo laboratorio de investigación astronómica de la NSF combina una amplia variedad de instalaciones nuevas y existentes en un solo centro multifacético para la investigación astronómica óptica-infrarroja terrestre y desarrollo tecnológico”.

Investigación de Vanguardia

Uno de los cinco programas, LSST, el cual comienza sus mapeos en 2022, revolucionará la astronomía de dominio del tiempo al detectar y reportar 10 millones de eventos astronómicos por noche. El personal de CSDC y colaboradores están creando sistemas de software capaces de filtrar y priorizar la transmisión de alertas del LSST en tiempo real, y los telescopios del NSF’s OIR Lab están desarrollando nuevas capacidades poderosas y dinámicas para una observación con rápida respuesta de seguimiento y análisis de datos.

El Laboratorio Nacional de Investigación para la Astronomía Óptica-Infrarroja también crea nuevas oportunidades en la investigación astronómica con sus extensos archivos de datos al conectar el conjunto de datos de mapeo de imágenes sin precedentes del LSST con conjunto de datos desde, por ejemplo, la Cámara de Energía Oscura (DECam) en el Telescopio Blanco de Cerro Tololo (CTIO) en Chile y el Instrumento Espectroscópico para la Energía Oscura (DESI) en el Telescopio de 4 metros Mayall en el Observatorio Nacional de Kitt Peak en Arizona. Al coordinar los servicios de la Plataforma de Ciencias del LSST y el Laboratorio de Datos del CSDC, el nuevo laboratorio nacional de la NSF se convertirá en una instalación de ciencia de datos líder en el mundo que proporciona acceso, búsqueda y análisis de estos y otros conjuntos de datos de petaescala.

Las capacidades únicas del Observatorio Gemini de 8.1 metros en ambos hemisferios permiten un seguimiento rápido en telescopios de 8 metros de objetivos identificados por el LSST y otros experimentos de dominio del tiempo. Gemini está mejorando su capacidad existente para responder rápidamente a los objetivos astronómicos de dominio del tiempo y de mensajeros múltiples como parte de un proyecto financiado por la NSF llamado GEMMA [1].

Además de su rol como entrada de la comunidad a las instalaciones y conjunto de datos a través del sistema óptico-infrarrojo, este laboratorio nacional sirve como un foco de atención para coordinar observaciones complementarias utilizando otras técnicas experimentales. Estas capacidades serán fundamentales para la misión astronómica de mensajeros múltiples de la NSF, especialmente en coordinación con las instalaciones de onda gravitacional y de astrofísica de partículas.

Matt Mountain, Presidente de AURA, se refirió al nuevo laboratorio astronómico de la NSF: “Estos son tiempos emocionantes para la astrofísica. Por ejemplo, tanto los descubrimientos de exoplanetas y el ascenso de la astronomía de mensajeros múltiples están liderando la creación a lo largo del mundo de instalaciones de observación incluso más audaces. Al unir el talento y la creatividad de nuestros tres centros existentes: NOAO, Gemini y LSST, hemos creado un nuevo laboratorio de la NSF para responder a estas oportunidades de observación. Esta nueva organización está enfocada en la excelencia científica, técnica y directiva en servicio a nuestra comunidad para permitir la realización de nueva ciencia y avances futuros en astrofísica”.

Compartir en .....