Virgen-Andacollo2019

En profundo recogimiento se vivió Jornada de Oración por Chile en Santuario de Andacollo

“Te ofrecemos lo que somos y tenemos, trabajos, dolores y alegrías, y con amor te consagramos el quehacer de cada día”. Con estas palabras oraron ante la Virgen del Rosario de Andacollo los numerosos peregrinos y devotos que llegaron hasta la Montaña Santa para participar en la Jornada de Oración por Chile, iniciativa que se desarrolló desde el 17 de diciembre bajo el lema La Virgen dará a luz al Rey de la Paz, la que se originó tras la suspensión de la tradicional Fiesta Grande, por motivos de seguridad, para resguardar la integridad de las personas y de la Sagrada Imagen.

Es así que la mañana de este jueves 26 de diciembre, se vivió la Santa Misa de Coronación de Nuestra Señora del Rosario, la que fue presidida por el Arzobispo René Rebolledo Salinas en el templo parroquial, y en la que cientos de fieles saludaron a la Chinita, manifestando su amor incondicional hacia la Madre del Señor.

“Nuestro Chile, país al que llamamos hogar, está pasando por momentos muy complicados y difíciles debido a la crisis social. Nosotros, como hombres y mujeres de fe, depositamos las esperanzas en nuestro señor Jesús, surgiendo desde ahí la nueva visión para el porvenir de nuestra nación y esta casa nueva que queremos construir. Precisamente, esta jornada que hemos desarrollado coloca en énfasis la oración por esta aspiración de una patria más justa, en plena armonía y concordia entre sus habitantes. Los chilenos siempre han tenido un corazón muy solidario y esta instancia en la que hemos participado, nos ha fortalecido en relación a esa perspectiva. El amor siempre vence. Con él derribaremos todo lo que se ha construido en forma injusta y dañina. El Señor, que por la gracias de su santa Madre, nos conceda este anhelo”, expresó el P. Adam Bartyzol, Rector del Santuario.

Palabras del Pastor

En su homilía, el Pastor Arquidiocesano manifestó que “el Rector del Santuario junto a su Consejo Pastoral, en comunión con el señor Cacique General de los Bailes Religiosos, don Jaime Guerrero, nos han convocado este año para una Jornada de Oración por Chile, a los pies de Nuestra Señora, la Virgen Santa de Andacollo. Estimó una determinación acertada, que han realizado los implicados, después de un largo discernimiento, también con representantes de estamentos civiles, dada la situación que vivimos en nuestro país desde hace algunas semanas. A Ella, la Madre de nuestro pueblo, la patrona de nuestra Arquidiócesis, que celebramos hoy, encomendamos el presente y el porvenir de nuestro país. En la oración que han rezado millones de peregrinos en su presencia, que hemos elevado también hoy, pedimos que nos asemejemos a Ella en la fe, la esperanza y el amor. Es nuestra confianza que Ella con amor de Madre, acompañe el caminar de nuestro pueblo. Que se puedan concretar las nobles y justas aspiraciones presentadas en diversos modos, junto a la edificación de nuestro país en paz y solidaridad. Desde los albores de nuestra historia patria Ella nos ha acompañado con su materna intercesión, estamos ciertos que lo hará también en el presente, días históricos y de gran relevancia que estamos viviendo”, puntualizó.

Fieles devotos

Y a pesar de ser anunciada a inicios de mes la suspensión de la Fiesta Grande 2019, fueron numerosos los laicos y peregrinos que igualmente llegaron hasta la comuna minera para saludar y venerar a la Virgen del Rosario. Uno de ellos fue Luis Valdivia, proveniente de la Caleta San Pedro de La Serena,  quien comentó que “a pesar de no haber fiesta igual tenía que venir. Para nosotros es muy significativa la Chinita y es importante venir a agradecer por la salud, el trabajo y encomendar a nuestro país”.

En tanto, Roberto Álvarez, integrante del baile religioso chino Nº 5 “San Isidro”, expresó que “como cristianos seguimos un sólo camino, que es el de la fe. Queremos que en nuestro Chile exista paz, por ello nos colocamos en las manos de la santísima Virgen de Andacollo para que nos revele el mejor camino”.

Finalmente, Gustavo Gallardo, miembro de la pastoral juvenil de la parroquia “San Vicente Ferrer” de Ovalle, agrupación que se trasladó a pie desde el sector El Peñón, distante a 30 kilómetros de la comuna minera, manifestó que “el amor y confianza en la Virgen siempre ha sido incondicional. El hecho de caminar es una experiencia hermosa, que por supuesto invito a realizar. Llegar hasta acá, a pesar de la suspensión de la festividad, es lo más importante. No tiene que ver con el comercio u otras cosas. La fe es lo fundamental”, detalló.

Compartir en .....