Teletrabajo-niño

Teletrabajo y niños: ¿Cómo manejar esta realidad sin afectar nuestro sueño?

Mantenernos en casa para muchos es una situación difícil de lidiar. Conciliar nuestros quehaceres diarios, mantener nuestra eficiencia en el trabajo y cuidar a los niños se puede volver complejo y manifestarse en síntomas de cansancio, angustia, estrés e insomnio. Por lo mismo, es importante saber cómo manejar esta situación tanto para los padres y niños, teniendo como aliado un buen sueño.

En el proceso de aceptación ante lo que está pasando, es esperable que el sueño se vea alterado dado que el insomnio es una reacción normal del cuerpo ante situaciones de estrés.  Por lo mismo, es importante que los padres creen una rutina de horarios tanto para ellos como para los niños y de esta manera puedan bajar la ansiedad ante las múltiples tareas diarias, explica Susana Cabello, Psicóloga de Clínica Somno.

Ante esto, Clínica Somno, Centro Especialista en Medicina del Sueño, entrega algunas recomendaciones, tanto para niños como para adultos, que ayudarán a abordar esta situación evitando efectos negativos en su higiene del sueño:

Consejos para Padres

·      La habitación es para dormir: para muchos, trabajar en la cama puede ser la opción más cómoda cuando se trata de teletrabajo. Sin embargo, se recomienda buscar un lugar fuera de la habitación para fortalecer la asociación mental entre la pieza y el sueño y así evitar problemas a la hora de ir a dormir.

·      Limite el café: aunque le sorprenda, la cafeína puede causar problemas de sueño hasta 10 o 12 horas después de beberla. Por lo mismo, se aconseja eliminar la cafeína después de almuerzo o reducir su consumo general.

·      Ejercítese: terminada la jornada laboral, busque un espacio en su casa para hacer ejercicio entre 20 a 30 minutos. Esto ayudará a dormir profundamente y amanecer más descansado.

·      Dúchese antes de dormir: un baño caliente antes de ir a la cama tiene un efecto calmante en su cuerpo y ayuda a relajar los músculos.

Consejos para Niños

·      Cree rutinas: Es fundamental que existan horarios para levantarse y acostarse, además de rutinas en las actividades diarias que generen autocuidado y autovalencia. En el caso de los juegos, se recomienda generar espacio de conversación y comunicación para que de esta forma los niños logren movilizar sus ideas.

·      Evite exponerlo a noticias: Algunos niños no hablan del tema, otros hablan mucho, se ponen sensibles, tristes e irritables. Por lo mismo, no exponerlos a noticias sobre la situación actual ayudará a evitar mayores preocupaciones y disminuir su nivel de ansiedad. 

·      Regule la luz: A la hora de dormir, mantenga su habitación lo más oscura posible, apague la televisión y desconéctelos de las pantallas móviles. Esto, ayudará a mejorar la calidad del sueño y el descanso al día siguiente.

·      Terapias de relajación: Además de ser una actividad diferente para los niños, realizar esta acción 20 minutos antes de acostarse ayuda a conciliar el sueño rápidamente obteniendo un dormir profundo y relajante.

·      Ríase: Aunque no lo crea, reírse activa la producción de endorfina, disminuyendo el estrés y las preocupaciones, lo que tiene directa relación con el insomnio. Es por esto que se aconseja jugar con los niños para generar este efecto y así mantener un buen dormir. 

Compartir en .....