noirlab2122a

Comienza la construcción del Centro de Extensión en Astronomía de NOIRLab “Windows on the Universe”

Diseñado en 1962 y retirado en 2017, el telescopio solar McMath-Pierce, en el Observatorio Nacional Kitt Peak (KPNO), un programa del NOIRLab de NSF, en el sur de Arizona, se utilizó para realizar numerosos descubrimientos científicos sobre el Sol, la Luna y los planetas, como la detección de vapor de agua en el sol. En 2018, la Fundación Nacional de Ciencia de los Estados Unidos (NSF por sus siglas en inglés) otorgó una subvención de $4,5 millones de dólares para convertir la instalación en un centro de divulgación único que brindará al público nuevas formas de experimentar la investigación de vanguardia que se lleva a cabo en KPNO y en otras instalaciones de astronomía de NSF alrededor del mundo.

“En lugar de demolerse, el McMath-Pierce se va a transformar”, dijo Bill Buckingham, director de proyectos de Windows on the Universe. “Se le ha dado una nueva misión, que es tan importante como la investigación, y consiste en demostrar por qué el público debería apoyar la investigación astronómica. No sé de ningún otro telescopio federal retirado que haya sido reutilizado como éste, en los Estados Unidos”.

Los visitantes del centro podrán explorar la amplia variedad de investigaciones llevadas a cabo en las instalaciones de astronomía de NSF, incluyendo KPNO, el Observatorio Interamericano Cerro Tololo, el Observatorio Internacional Gemini, el Observatorio Vera C. Rubin y el Telescopio Solar Daniel K. Inouye, todos administrados por AURA, así como también de otros centros de investigación como el Very Large Array (VLA), el Atacama Large Millimeter / submillimeter Array (ALMA), el South Pole Telescope, IceCube Neutrino Observatoryy el Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory (LIGO). El centro también contará con un planetario digital, exhibiciones interactivas y una exhibición de Science On a Sphere, un sistema de proyección para que las personas puedan conocer más sobre la Tierra. Parte de la misión del centro es convertir datos, imágenes y videos de los observatorios de NSF en formatos que se puedan compartir y mostrar en planetarios y exhibiciones de Science On a Sphere en todo el mundo, expandiendo el alcance del centro a nivel mundial. El centro también preservará tres telescopios solares (llamados heliostatos) y una sala de control del observatorio McMath-Pierce, para brindar a los visitantes la experiencia de estar ante un telescopio y participar en investigaciones realizadas en las instalaciones de NSF.

“Esta es una estructura única y distintiva de 10 pisos que se extiende a gran profundidad bajo tierra, y también fue utilizada por los astronautas del Apolo para examinar la superficie de la Luna”, explicó Buckingham [1]. “No hay otra instalación de divulgación con este tipo de historia y arquitectura”.

Se necesita mucho trabajo para convertir el observatorio de investigación en un museo público que pueda albergar exhibiciones y que también sea cómodo, seguro, atractivo y funcional para los visitantes de todo el mundo. El primer paso, que ya se inició, consiste en identificar y eliminar de manera segura los materiales peligrosos del edificio. Después de eso, los trabajadores de la compañía W.E. O’Neil Construction Company de Tucson, Arizona, van a derribar algunos muros para convertir habitaciones pequeñas, que alguna vez se usaron como oficinas, talleres, cuartos oscuros fotográficos y otros espacios de ciencia e ingeniería, en grandes salas que albergarán galerías de exhibiciones interactivas y teatros de visualización astronómicos. También se van a agregar baños públicos y fuentes de agua, junto con sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado. Se instalarán conexiones a Internet además de nueva iluminación, alfombras y mejoras acústicas. En total, se modificarán más de 750 metros cuadrados (8.000 pies cuadrados) de espacio dentro del antiguo observatorio. Se espera que este trabajo tarde de seis a ocho meses en completarse. Luego, se necesitarán de 10 a 12 meses adicionales para instalar los teatros y las exhibiciones. Se espera que Windows on the Universe se abra al público en 2023.

“Estamos muy emocionados de ver las transformaciones de este icónico edificio en una nueva instalación educativa en Kitt Peak”, expresó Chris Davis, Jefe de Programas de NSF para NOIRLab. “A través del centro Windows on the Universe, NOIRLab de NSF estará en mejores condiciones de compartir los asombrosos resultados de las instalaciones de astronomía de los Estados Unidos alrededor del mundo”.

El Observatorio Nacional de Kitt Peak y las instalaciones de McMath-Pierce se encuentran a unos 80 kilómetros (50 millas) al oeste de Tucson, Arizona, en el distrito de Schuk Toak en la tierra de la Nación Tohono O’odham. El centro Windows on the Universe y sus exhibiciones se están construyendo con la asesoría de educadores y líderes de la Nación Tohono O’odham. Tenemos el privilegio de realizar una investigación sobre Ioligam Du’ag (Kitt Peak) y reconocer a la Nación Tohono O’odham como los administradores originales de estas tierras.

Actualmente el Observatorio Nacional de Kitt Peak está cerrado al público como respuesta a la pandemia de COVID-19. Sin embargo, el Centro de Visitas de Kitt Peak podrá reabrir los programas nocturnos en el sitio al público en noviembre de 2021 y posiblemente los programas diurnos podrán retornar en la primavera de 2022, si las condiciones lo permiten.

Para conocer más sobre Windows on the Universe puede ver una reciente presentación en línea de En Vivo desde NOIRLab, en nuestro canal de Youtube, ofrecida por Bill Buckingham, llamada Opening Your Windows On The Universe.

Compartir en .....