15.7 C
La Serena
Domingo, Julio 3, 2022
spot_img

Francisco Ortega: “Los demonios y ángeles del pasado son nuestros Ovnis contemporáneos”

Luego de una larga espera este año regresa de manera presencial la Feria del Libro de La Serena. El evento financiado por el Fondo Nacional de Fomento Lector y que este año lleva como lema “Leer es sanar” se realizará entre el 1 al 15 de febrero en la plaza Gabriel González Videla y tendrá entre sus principales invitados a Francisco Ortega y Juan Andrés Salfate, que vienen a presentar su más reciente publicación en conjunto Los nuevos brujos, libro en donde se cuestiona al poder, si acaso existe una gran fuerza superior, si los medios de comunicación informan sobre la verdad, y cuánto hay de realidad y ficción en la mitología moderna de las conspiraciones.

Sobre su presentación en el principal certamen literario de la capital comunal, Francisco Ortega, autor con un amplio recorrido y publicaciones, nos habla de todo: su libro y presentación, el gran interés sobre temáticas relacionadas con teorías conspirativas, su opinión del estado actual de nuestra letras, actualidad y más.

¿Qué opinión tienes de la Feria del Libro de La Serena?

“No sólo es una tradición del verano, sino una parada obligatoria para lectores y autores. El lugar donde se realizan, frente a la plaza, la calidad de los invitados y de las actividades la han convertido en una de las mejores ferias del libro de Chile.  Más ahora en que FILSA no es lo que era, creo que está en regiones el potencial de hacer de las ferias del libro locales los puntos nodales del encuentro autor/lector. Celebro además que vuelva a hacerse presencial”.

Cuéntanos acerca de tu presentación en la Feria del Libro

“Con Juan Andrés Salfate vamos a centrarnos en Alienígenas América (Planeta, 2021), el último libro, aprovechando que además hay una historia que sucedió en la zona. La idea es contar cómo fue la creación del libro y de su hermano, Los Nuevos Brujos, que básicamente son un sólo libro dividido en dos partes. La idea es que se cree una conversación con el público presente e incluso que más de uno nos cuente alguna experiencia, aprovechando que es una de las zonas más activas en estos temas”.

¿Cómo se gestó el trabajo con Juan Andrés Salfate?

“Nos conocemos desde 1997, trabajamos juntos en El Mercurio y en una par de revistas de cine y cultura pop de fines de los 90’. Nunca dejamos de estar en contacto y de cultivar la amistad. Cuando fui editor de no ficción en Alfaguara traté de que escribiera un libro sobre estos temas, que desistió porque no tenía ganas de volver a escribir. En 2020, finalmente el editor de Planeta lo convenció de escribir un libro de conspiraciones, pero no quiso hacerlo solo así que me propuso la coautoría. En esa época yo estaba en proceso de edición de la novela gráfica Los Fantasmas de Pinochet, que fue una pega muy densa y dura, escribir este par de libros de temas más entretenidos me resultó casi terapéutico, además de lo buen ejercicio que es trabajar a cuatro manos”.

¿A qué crees que se atribuye el gran interés sobre temáticas relacionadas con la conspiración y misterios históricos?

“Porque es folklore y pura narrativa oral, pero en un formato contemporáneo. Son los cuentos de la fogata del siglo XXI. Por lo mismo creo que es un gran error acercarse a estos temas desde una óptica científica, es un fenómeno narrativo, son construcciones culturales que parten del relato más básico. Los demonios y ángeles del pasado son nuestros Ovnis contemporáneos; el pacto con Satanás para ser inmortal o rico de los antiguos es la actual agenda del supuesto Nuevo Orden Mundial. En 2017 fui al Loch Ness y el señor que me recorrió por el lago decía al final (después de cobrar), en el lago no hay nada, pero eso no importa, mientras sigamos creyendo en el Monstruo éste va a seguir existiendo”.

Eres un escritor muy prolífico, ¿qué significa para ti el ejercicio de escribir?

“Prolífico para publicar que es distinto, porque hay trampa. En rigor mi último libro es del 2018 (El Cáliz Secreto). Desde entonces he publicado trabajos de no ficción que son recopilaciones de reportajes hechos para Muy Interesante y otras revistas (Dioses y Alienígenas Chilenos), estos dos libros que son a doble autoría y también recopilatorio, una novela gráfica donde el trabajo duro fue el del dibujante, además de recuperar obras de los 90’ y 2000’ que estaban perdidas y que saqué con editoriales independientes y con Zig Zag, aprovechando la pandemia. Material nuevo recién sacaré en segundo semestre 2022 con una nueva novela. Hay muchas maneras de ver el ejercicio de escribir, desde la artística a la más fría, que es la que de cierto modo me acomoda. Yo no soy un autor de ficción literaria, me acomoda la ficción comercial, es la cancha que acepté jugar y donde me siento cómodo. Y estar en este equipo me obliga a hacerme cargo de que la escritura es un trabajo, a mí me sale bien el género y la estructura del thriller, la domino y la conozco bien. Soy mas rápido escribiendo una épica de 600 páginas que una nouvelle íntima de 90’, y desde esa óptica la literatura se me aparece como un trabajo profesional con responsabilidad hacia el lector por encima de cualquier cosa. Y el lector de este tipo de novelas pide un libro al año. Mientras pueda lo voy a seguir haciendo”.

¿Cómo ves la realidad de la literatura que actualmente se produce en Chile?

“Cada vez más interesante, harto autor y sobre toda autora joven que al alero de editoriales independientes está perfilando un futuro cada vez más interesante. Le pongo mucho ojo a las autoras que están entrando en la fantasía y la ciencia ficción, que hay a nivel mundial es lo más fuerte desde que las mujeres asaltaron estos géneros y se los apropiaron. Hace unos años de los diez mejores autores de género dos eran mujeres, hoy dos son hombres, por eso confío en que tendremos una andanada de literatura chilena de ciencia ficción femenina y será un puñetazo en la cara. Por otra parte, y la parte fea, es la realidad de que acá no se puede vivir de la literatura y eso hace que todo sea mas lento y arriesgado. Me preocupa además que veo en los jóvenes escritores una incapacidad de esperar, si su manuscrito es rechazado por una editorial van a una editorial de pago y pagan por la edición y publicación, lo que es peligroso porque pocas son las editoriales de pago que se la juegan por la difusión. Esa urgencia por publicar puede jugarles en contra, por no saber aguardar”.

¿Cómo surge tu interés por la literatura?

“Como lector, gracias a una versión abreviada (muy abreviada) de Moby Dick que leí de niño. Ese libro y los cómics, fueron mi educación literaria”.

Nuestro país está cambiando. Pronto asumirá Gabriel Boric y un grupo de políticos jóvenes provenientes principalmente de movimientos estudiantiles, al tiempo que se redacta una nueva Constitución. ¿Cómo ves el futuro para Chile?

“Como una novela de ciencia ficción que tendrá final feliz”.

Notas Relacionadas

Conéctate

4,941FansMe gusta
1,615SeguidoresSeguir
4,003SeguidoresSeguir
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img