IMG_8547

Índice de Calidad de Vida Urbana: La Serena y Coquimbo suben en ranking y Ovalle se estanca

Resultados expuestos por el gremio evidenciaron el avance de las comunas de la conurbación en Condiciones Laborales y Salud – Medio Ambiente.     

Buenas noticias trajeron los resultados del Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU) que cada año la Gerencia de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) confecciona en conjunto con el Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de la Pontificia Universidad Católica de Chile y que da cuenta de un índice sintético que mide y compara en términos relativos la calidad de vida urbana de comunas y ciudades del país. Esto, ya que comprobó el alza de La Serena y Coquimbo, aunque también dio cuenta del rezago de Ovalle.

Es así como metodológicamente se trabaja a partir de un conjunto de variables referidas a seis dimensiones que expresan el estado de situación en la provisión de bienes y servicios públicos y privados a la población residente y sus correspondientes impactos socio-territoriales, tanto a escala de ciudades intermedias como de escala metropolitana. Fue así como se tomaron 99 comunas -de un total de 346 que existen en Chile- que tienen más de 50 mil habitantes, además de 11 áreas metropolitanas, 26 ciudades intermedias y todas las capitales regionales, representando en su universo el 79,3%de la población nacional.

En cuanto a los efectos que dejó el ICVU, tanto La Serena como Coquimbo subieron en el listado general. En el caso de la capital regional, pasó del puesto 34 al 28, mientras que la comuna puerto escaló veinte posiciones para quedar en el 29. “No quedamos indiferentes ante este estudio que demuestra los esfuerzos público – privados que se han generado en el último año. Ahora debemos fortalecer aquellos puntos destacables y cerrar aquellos en los que aún tenemos brechas”, precisó el presidente de CChC La Serena, Sergio Quilodrán.

Justamente dos de las seis dimensiones que considera el estudio fueron esenciales para el buen desempeño de ambas comunas. Éstas fueron: Condiciones Laborales -que tiene relación con el porcentaje de personas inscritas en la municipalidad que busca empleo, índice de mora en consumo de 90 días o más y carencia de trabajo y seguridad de la pobreza- y Salud y Medioambiente, que se vincula a ingresos totales salud per cápita por comuna, distancia a centro de salud primaria y tasa de mortalidad infantil.

Las otras cuatro dimensiones incorporadas a la investigación fueron Ambiente de Negocios (número de cajeros automáticos, metros cuadrados de obra aprobadas, viviendas nuevas, empresas nuevas, entre otros); Condiciones Socioculturales (número de organizaciones comunitarias, promedio SIMCE, disponibilidad de matrícula de educación básica, puntajes PSU, entre otros); Conectividad y Movilidad (distancia a establecimientos de educación básica y al trabajo, víctimas mortales y lesionadas de accidentes de tránsito y permeabilidad urbana); y Vivienda y Entorno (metros cuadrados con área verde, gasto municipal por habitante, viviendas con hacinamiento, entre otros).

Sergio Quilodrán llamó a las autoridades a seguir trabajando en temas estratégicos relacionados a ciudad y territorio (política habitacional y planificación urbana), infraestructura (financiamiento de obras públicas y reglamentos) y desarrollo regional (descentralización y fortalecimiento de las regiones). “Una de las mejores vías para promover la calidad de vida entre las familias de la región es a través de la inversión pública y privada. Es por ello que como gremio estamos llanos a colaborar en el diseño de políticas públicas para contar con ciudades modernas, competitivas y sostenibles”, manifestó el dirigente gremial.

METRÓPOLIS Y OVALLE

Para Ovalle las novedades no fueron del todo satisfactorias, ya que sufrió una caída mínima en el listado del Índice de Calidad de Vida Urbana, pasando del lugar 82 al 83 y quedando un año más en el renglón inferior de calidad de vida. “Al analizar el comportamiento de la capital de la provincia de Limarí, hay que ser cuidadosos, ya que en cinco de las seis dimensiones aumentó su desempeño con respecto a la medición de 2018, no obstante, el resto de las comunas también hizo lo propio y fueron más competitivas”, precisó el presidente de CChC La Serena, Sergio Quilodrán, quien se mostró abierto a colaborar con las autoridades locales y regionales para optimizar el desempeño de la comuna de cara al futuro.

En tanto, el área metropolitana La Serena – Coquimbo subió un escalafón para posicionarse en el lugar seis, pero aún lejos de los primeros lugares que fueron ocupados por Antofagasta, Valparaíso y Rancagua – Machalí.

Si bien al momento de dar a conocer año a año los resultados de este tipo de estudios se tiende -de manera lógica- a comparar, para el coordinador del equipo técnico de la UC, Arturo Orellana, esto no es correcto. “El ICVU no es una medición y comparación de la calidad de vida urbana del año que se presenta, sino la medida más actualizada que las fuentes estadísticas permiten”, aseveró.

Agregó que “la selección de variables que cada año se ocupa, resulta de la actualización de aquellas utilizadas el año anterior, sumado a otras variables alternativas seleccionadas bajo un juicio experto”.

Compartir en .....