departamentos

¿Cuáles son las preferencias de los chilenos al momento de arrendar o comprar una vivienda en verano?

La llegada de los meses de verano cambia nuestros hábitos. Buscamos pasar más tiempo al aire libre y aprovechar el buen tiempo. También coincide con el periodo de vacaciones, por lo cual está asociado siempre a descanso y tiempo libre.

Por supuesto que esta época estival también influye en las decisiones que tomamos al momento de arrendar o adquirir una vivienda. Por ejemplo, y como ha sido una tendencia en nuestro país, muchas personas buscan una propiedad en las principales ciudades turísticas.

La idea es instalarse a corta distancia de playas y balnearios, donde se pueda soportar de mejor forma los meses de más alta temperatura. También se persigue disfrutar todos los eventos y actividades que se llevan a cabo en los meses de vacaciones, particularmente la animada vida nocturna que ofrecen las localidades turísticas.

Por otra parte, en esta época, un importante número de personas busca descanso y tranquilidad, por lo cual prefiere arrendar o comprar una vivienda en lugares con un menor número de población, como en sectores precordilleranos, rurales o australes. La idea acá es desconectarse y alejarse del acelerado ritmo de vida que significa habitar en las ciudades más importantes.

Efecto post estallido social

Sin embargo, para este comienzo de año, las intenciones de arriendo o compra de los chilenos se han visto influenciadas por los efectos asociados al movimiento social que estalló en octubre del año pasado, lo cual también ha provocado un fuerte impacto en el mercado inmobiliario.

De acuerdo a cifras entregadas por la Asociación Nacional de Corredores de Propiedades (Anacopro), los arriendos de verano han caído un 40 % en las principales ciudades turísticas debido al estallido social. Esto ha significado que los precios también han descendido hasta en un 35 %.

Además, y según la Cámara Chilena de la Construcción, las reservas y cotizaciones de viviendas nuevas cayó un 47 % en relación a un mes normal.

Asimismo, Enzo Langer, experto del mercado inmobiliario comenta que: “Se ha visto en los últimos meses una sensación de incertidumbre que afecta el interés de las personas por buscar nuevas opciones de vivienda”.

El impacto también se ha hecho sentir en la Región Metropolitana, donde las intenciones de arriendo o compra de los chilenos también han variado. Un estudio efectuado por Portal Inmobiliario detectó una caída del 37,8 % en la RM en las cotizaciones por proyectos inmobiliarios durante el último trimestre del año pasado.

Así, se hace evidente que el movimiento social que surgió en octubre de 2019 ha provocado un hondo impacto en la sociedad chilena llegando incluso a incidir en las decisiones de compra o arriendo de viviendas durante los meses de verano. Habrá que estar atento a cómo se mantiene esta tendencia durante los próximos meses.

Compartir en .....