Casas-Inversión

Inversionista hormiga: ¿Qué hacer si queda vacante mi departamento o casa?

Al igual que todas las industrias, el mercado inmobiliario se ha visto afectado o resentido por todos los efectos del estallido social de octubre que ya cumple más de tres meses con movilizaciones y hechos de violencia.

Los propietarios de algunos departamentos o casas para renta (llamados inversionistas hormigas o minoristas) también se encuentran con miedo por la situación económica tras el cierre de empresas -sobre todo pymes-, por el mayor desempleo y el menor interés de arrendar una propiedad, lo que a su vez genera mayores tiempos de vacancia y pérdidas económicas para los arrendadores que dependen de la renta mensual para pagar el dividendo y de paso quedar con alguna diferencia a favor como ganancia.

De hecho, las cifras del informe “Balance 2019 y Proyecciones 2020” de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) dan cuenta del impacto de la crisis social en el sector. “Si bien los efectos en el corto plazo aún no se pueden dimensionar íntegramente, tienen relación con la destrucción de bienes públicos y privados por más de US$ 5.000 millones y con la paralización o discontinuidad de actividades productivas, lo que significó una contracción del 3,4% anual del Imacec de octubre y del 3,3% en noviembre”, sostuvo el gremio.

Rebajar arriendo y refinanciar

Ante la amenaza de vacancia son varias las medidas que el propietario de un inmueble puede adoptar para resguardarse.

“Frente al escenario actual de mayor desaceleración económica, se recomienda tener una reserva o ahorro de al menos dos o tres meses de arriendo por departamento. Además, el inversionista hormiga debe estar preparado para disminuir en algún grado el valor de los arriendos, en hasta $30 mil para acelerar la recolocación si es que queda vacante”, planteó Cristián Lecaros, CEO de Portalinversionista.com.

A su vez, “es muy importante tener una muy buena agencia de corretaje que pueda trabajar rápido la recolocación de la unidad, gestionar los contratos notariales, revisar los antecedentes financieros de los clientes y evitar estafas y malversación de liquidaciones de sueldo o certificados de cotizaciones que son documentos que solicita el propietario a la hora de arrendar”, precisó Lecaros.

Las recomendaciones también apuntan a exigir a los postulantes cheques bancarizados y en caso de que el inversionista tenga algún grado de capital jugaría a su favor conseguir opciones de entrega inmediata con descuentos de hasta un 15% del precio de mercado, agregó el experto.

“Además, está la alternativa de refinanciar los departamentos actuales para generar un mayor crédito de libre disponibilidad. El banco nos va a dar hasta el 70% del mayor valor entre el comercial y el de la deuda. Sin duda, aumenta el dividendo de la propiedad, pero me da una liquidez en el corto plazo ante cualquier evento o frente a un presupuesto muy estresado financieramente”, complementó.

En tanto, para Enzo Langer, experto del mercado inmobiliario, la crisis ha generado bastante especulación, pero esta puede manejarse con el uso apropiado de la tecnología.

“Los inversionistas hormigas que han comprado departamentos tienen que analizar qué pasa en el actual escenario. Por ejemplo, si se quedan sin arrendatarios pueden usar algún tipo de aplicación digital para arrendar por semana, por mes, amueblado o no”, concluyó.

Compartir en .....