Cuando los lunares ya no son atractivos

Agosto 7.- Todos los seres humanos los tenemos en menor o mayor grado. Los lunares vienen con nosotros desde el nacimiento, van apareciendo y creciendo más y más hasta cerca de los 40 años de vida. Prácticamente todos son benignos, pero hay algunos que pueden ser peligrosos e incluso convertirse en mortales.

En estricto rigor son tumores benignos derivados de una célula llamada melanocito, responsable de dar color a la piel. Existe una variante maligna derivado de estas células, llamado melanoma, de muy mal pronóstico si es detectado tardíamente.

En ocasiones es difícil hacer clínicamente la distinción entre un lunar y un melanoma y estas lesiones deben ser extirpadas”, sentencia el doctor Pablo Uribe, dermatólogo del Hospital Clínico UC, quien entrega una serie de recomendaciones, conocida como el ABCD de la autoexploración, que puede ser de gran ayuda a la hora de tener dudas sobre algún lunar.

1.- Existen variados factores que aumentan las posibilidades de desarrollar un melanoma y van a determinar si una persona se encuentra dentro o fuera de la población de riesgo.

2.- Entre ellos se destacan: Exposición al sol durante toda la vida, especialmente si existieron quemaduras solares con ampollas en la adolescencia.

3.- Con piel, cabello y ojos claros aumenta el riesgo de melanoma, “aunque la piel morena no está exenta”, afirma el especialista.

4.- Otro factor de riesgo es tener un gran número de lunares (más de 50) y contar con antecedentes familiares de melanoma.

5.- El dermatólogo advierte que cuando se observe un cambio en un lunar o la aparición de uno nuevo con crecimiento rápido es momento de alertarse. Para clarificar lo anterior, existen pasos muy sencillos para la autoexploración de los lunares que puede ayudar, se conoce como el ABCD.

6.- Asimetría: Al partir el lunar en cuatro partes se ven iguales (simétricas) o desiguales (asimétricas). Un lunar benigno debe ser simétrico, un melanoma se ve asimétrico.

7.- Bordes: Un lunar benigno debe tener bordes bien definidos, un melanoma tiene bordes irregulares o parecen tener cortes o perforaciones.

8.- Color: Uno benigno generalmente tiene color café claro o ligeramente obscuro. Un melanoma tiende a obscurecerse mucho y puede tener otros colores como gris, blanco, azul y rojo.

9.- Diámetro: Los melanomas generalmente son mayores de 6 mm. También es un indicador de alarma el crecimiento rápido, que dé mucha picazón, sangre, se ulcere o supure.

10.-De existir duda, no lo postergue. Debe consultar con un especialista ya que el diagnóstico temprano de un lunar maligno o melanoma  puede salvarle la vida.

Fuente: Red de Salud UC

Compartir en .....