¿En que puede ayudar la NASA a los mineros atrapados?

Agosto 28.- La próxima semana se espera que cuatro expertos de la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) lleguen hasta la Mina San José (Copiapó) para asesorar a los encargados de mantener el contacto y la salud de los 33 mineros atrapados a 700 metros de profundidad. Este equipo estará integrado por dos médicos, un psicólogo y un ingeniero.

La pregunta que todos se hacen es: ¿Qué tipo de ayuda es la que pueden entregar estos profesionales vinculados al tema espacial? ¿En qué se parece el lugar en donde están los mineros atrapados y las naves espaciales o la Estación Espacial Internacional?

Hasta ahora no hay ninguna experiencia -a nivel mundial- que de cuenta de seres humanos atrapados varios meses bajo tierra. Sin embargo, sí se conoce el récord de permanencia en el espacio. Este lo tiene el cosmonauta Ruso, Valeri Vladímirovich Poliakov quien permaneció a bordo de la estación espacial MIR durante 14 meses, en un único viaje.

Según los expertos, esta es la única experiencia humana que puede ser comparada con lo que están viviendo -en este momento- los mineros atrapados en la Mina San José.

El viaje de los astronautas al espacio no es nada placentero. Luego de una rigurosa preparación física, los astronautas deben soportar por ejemplo: temperaturas extremas, olores desagradables, ruidos contantes producidos por los ventiladores de la nave, las nauseas son constantes y a ello se suma que cada 90 minutos se produce un amanecer (16 por día)  por lo que el biorritmo se ve completamente alterado. Además, los astronautas deben asumir responsabilidades contantes que pueden poner en riesgo su vida. Esto último les puede genera estados anímicos impredecibles.

Estos son algunos aspectos, en la condición de los mineros chilenos, que podría ser mejorada, gracias al apoyo de los hombres del Centro Espacial Johnson en Houston, Estados Unidos.

1. Hidratación. Uno de los principales problemas que están viviendo los mineros es la alta temperatura y la excesiva humedad al interior de la mina. Es por ello que para mantenerlos hidratados, cada uno de ellos debería beber cerca de cuatro litros diarios. Lograrlo es muy difícil, por la compleja comunicación (a través de las llamadas palomas). Para resolver este tema la NASA desarrolló un compuesto especial basada en citrato y cloruro de sodio. Es decir, con menor cantidad de líquido se logra el mismo efecto en el organismo.

2.- Alimentación. Durante años la NASA ha destinado mucho tiempo y recursos para estudiar el modo de alimentación de sus astronautas durante las largas misiones. Los espacios reducidos de las primeras naves no permitían llevar grandes cantidades de alimentos. Es por ello que los expertos debieron desarrollar concentrados alimenticios que entregaran a los astronautas todos los nutrientes necesarios para su supervivencia. Se trata de un proceso conocido como liofilización, y que permite eliminación el agua de los alimentos. Hoy muchos de nosotros nos alimentamos con sopas instantáneas, las que surgieron gracias a la era espacial.

3.- Atrofia muscular. Los prolongados viajes espaciales, en naves muy pequeñas, no le permitía, a los astronautas, realizar los ejercicios físicos necesarios para evitar la atrofia muscular. Algo similar es lo que están viviendo los mineros atrapados en la mina San José. Aquí la NASA también ha desarrollado un completo programa de ejercicios que pueden ser realizados en espacios reducidos, pero que tienen efectos muy importantes en la musculatura. Estos ejercicios son realizados en la actualidad en la Estación Espacial Internacional.

4.- Salud Mental. El permanecer por gran cantidad de tiempo en espacios reducidos y acompañados por las mismas personas puede generar alteraciones en la salud mental. “No importa con quién esté volando, podría ser su mejor amigo, pero va a haber momentos en que estarán a punto de ahorcarse el uno al otro”, señaló el astronauta Daniel Bursch en 2002 al terminar su estancia de 194 días en el espacio. La NASA para subsanar este problema, durante años ha desarrollado un programa especial de rutinas que deben ser seguidas por los astronautas. Es así como se logra evitar el aburrimiento de las tripulaciones. La asignación de tareas es vital en estas situaciones. También es importante desarrollar un hobby o una tarea específica cada día.

Cristián Riffo M. (Editor La voz del Norte)

Compartir en .....